Presión burocrática enreda el proyecto de Reforma Tributaria

La presencia del expresidente Álvaro Uribe a pesar de que se advirtió que no habría debate sobre el fallo de La Haya terminó por enrarecer el ambiente.

A la polémica por varios de los artículos de la Reforma Tributaria se sumó un malestar dentro de algunas bancadas de la Unidad Nacional que desde el lunes por la noche decidieron “hacer subir sus acciones” frente al Gobierno con el fin de facilitar el trámite del proyecto de Reforma Tributaria

“Acá lo que hay es malestar de todo el mundo, que quieren aprovechar para pedir puestos y contratos”, le dijo a Caracol Radio un senador de La U que pidió la reserva de su nombre

El caso más evidente de la presión burocrática sobre el Gobierno se dio en la Cámara de Representantes que levantó su plenaria antes de las 3 de la tarde de este miércoles, pese a que había quórum para deliberar

“Fue una jugada extrañísima” fue el comentario de quienes vieron con sorpresa que el presidente de la Cámara, Augusto Posada, atendió la petición del representante Wilson Arias, enemigo de la reforma, de verificar el quórum

“Uno entiende que es lícito que la oposición pida verificar el quórum, como lo hizo el representante Arias, pero lo que uno también se pregunta es por qué se cerró el registro antes del tiempo reglamentario”, dijo la representante Ángela Robledo, del Partido Verde

El presidente Posada salió ofuscado y no dio declaraciones, pero autorizó a uno de sus asesores para decir que ante la falta de quórum decisorio para aprobar los proyectos, era necesario levantar la sesión

Al momento de suspender la sesión había 45 representantes y ya estaban presentes el director de la Dian y el ministro de Comercio, lo que hacía presagiar que todo estaba dispuesto para seguir con el debate que empezó el lunes sobre el alcance de esta reforma

También se había ordenado almuerzos para garantizar la permanencia de los legisladores en sus curules

Pero antes de la plenaria ya habían ocurrido otros hechos que llamaron la atención. Por ejemplo, que el proyecto no aparecía de primero en el orden del día, sino de sexto. La explicación que dio Posada fue que por petición de varios colegas se habían ubicado primero algunas iniciativas de origen parlamentario cuyos autores temían que se pudieran “hundir” por falta de tiempo

En los pasillos de la Cámara surgieron varias especulaciones sobre lo que está ocurriendo. Según fuentes de esa Cámara, hay malestar en La U porque quieren cambios en algunas entidades como el Instituto de Bienestar Familiar, mientras los conservadores se sienten incómodos con el trato que reciben de los ministros de su Partido, como se lo hicieron saber al presidente Santos el lunes en la noche

Una versión más de la suspensión de la sesión de la Cámara fue que se hizo para evitar que una eventual presencia del expresidente Álvaro Uribe interfiriera la aprobación de la reforma. El expresidente había manifestado su intención de asistir a la plenaria para explicar la gestión de su Gobierno respecto a la demanda de Nicaragua por el archipiélago de San Andrés

En el Senado el ambiente no era el mejor. Las comisiones Primera y Segunda cancelaron sus sesiones para no cruzarse con la sesión plenaria que estaba citada a las 10 de la mañana. Sin embargo, durante las dos primeras horas no se pudo completar el quórum y apenas se logró la mayoría mínima; antes de las 12 se decretó un receso

Hasta la tarde de este miércoles la suerte de la Reforma Tributaria en ambas cámaras era incierta, a la espera que la intercesión del presidente Santos sirva para destrabar este proyecto.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir