EXCLUSIVO CARACOL. Le pido al Gobierno que diga si es verdad que están negociando un proceso de paz en Cuba: Álvaro Uribe

Álvaro Uribe Vélez habló con Caracol Radio sobre los presuntos contactos del gobierno con las Farc en Cuba e involucró al presidente Chávez en este proceso.

En dialogo con Caracol Radio el ex presidente Álvaro Uribe aseguró que Generales de la República están involucrados en un acercamiento con las Farc en Cuba y señaló que si el gobierno del presidente Juan Manuel Santos desmiente esta situación se retractara

“Involucrar Generales de la República en conversaciones con la guerrilla es equipararlos con el terrorismo, es incompatible mientras sigan adelantando actividades criminales es confundir a la opinión pública y desmotivar a la Fuerza Pública. Sí el gobierno dice que no es así sería el primero en rectificar”, manifestó Uribe

El ex presidente indicó que en estos acercamientos estarían también involucrado el presidente de Venezuela Hugo Chávez

“Uno no puede empeñarse en que Chávez va a conseguir la paz. Parecería ser que en este gobierno hay permisividad con los horrores de la dictadura venezolana con la expectativa que Chávez haga la paz”, indicó el exmandatario

“Las fuerzas armadas no proceden contra los grupos criminales como una entidad autónoma, se desmotivan si ven que el gobierno está dándole prelación al terrorismo”, agregó Uribe

Frente a la situación de orden público en el Cauca el expresidente culpó al gobierno Santos de bajar la guardia y querer dar una impresión de gobierno de izquierda. “El Cauca no estaba en un paraíso pero habíamos avanzado sustancialmente, lo primero que hizo este gobierno fue olvidarse de los indígenas e incendiarlo nuevamente, por mostrar una apariencia izquierdista”, manifestó

El expresidente Uribe no se comprometió a apoyar unos diálogos con la guerrilla en el caso de que estos estén en curso

Esta fue la entrevista que el Expresidente Uribe mantuvo con Caraco Radio:Diana Calderón: Ha dicho usted que hay preocupación en los sectores de la opinión, de la sociedad, y suya en particular, de ser ciertos, de contactos del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos con las Farc para iniciar un proceso de negociación en Cuba. ¿En qué radican esas preocupaciones?Expresidente Álvaro Uribe: Las Farc han venido en un proceso de recuperación de su capacidad criminal, al mismo tiempo crece la capacidad criminal de las Bacrim, hay un deterioro del orden público en muchas partes del país. Por ejemplo ya hay carreteras de Sucre sometidas al toque de queda por las Bacrim, muchas ciudades colombianas donde los transportadores tienen que pagar a estas organizaciones criminales extorsión, las Farc hacen lo propio, además carros bomba, secuestros, etc. Y el Gobierno ha venido dando señales de preferir una negociación con las Farc, que la política de seguridad, una negociación debería ser un sometimiento a la justicia cuando prevalezca la política de seguridad, cuando prime la política de seguridad y haya producido sus efectos. Uno encuentra mucha preocupación en sectores de la opinión, mucha angustia también en sectores de las Fuerzas Armadas

Diana Calderón: Cuando usted estaba de presidente adelantó aproximaciones también para acercarse a esta guerrilla y adelantar negociaciones. ¿Qué era lo que consideraba negociable entonces que no es negociable ahora?Expresidente Álvaro Uribe: Cuando nosotros llegamos a la Presidencia, se nos dijo que el Gobierno del presidente antecesor mío traía dos procesos de negociación, de diálogo, uno con los grupos paramilitares a través de la Iglesia y otro con el Eln en Cuba. El Gobierno nuestro dijo que los seguiría, siempre y cuando esos grupos aceptaran cesar totalmente las acciones criminales. En efecto el comisionado (de paz) fue a Cuba varias veces, no hubo manera de que el Eln aceptara eso, y a ninguna parte se pudo llegar. Estos grupos paramilitares mandaron decir con la Iglesia Católica que aceptarían suspender totalmente sus actividades criminales y se entró en ese proceso que el país conoció. Muchos colombianos me pidieron ser facilitadores con las Farc para la liberación de secuestrados, yo lo acepté siempre de la Iglesia Católica, del señor expresidente Alfonso López Michelsen, Piedad Córdoba, muchas otras personas, en su momento se conoció lo del presidente de Venezuela, etc. No faltaron quienes fueran a hacerme muchas propuestas de diálogo con las Farc, siempre mi condición fue “tiene que haber una cesación total de acciones criminales”. ¿Cuál es la diferencia entre nuestra política y la actual? Que la actual por buscar el diálogo ha deteriorado la política de seguridad y ha debilitado el ánimo de las Fuerzas Armadas

Diana Calderón: ¿Es incompatible conversar y aplicar la política de seguridad democrática, aplicar una política en contra de estos grupos?Expresidente Álvaro Uribe: Claro que es incompatible, mientras estos grupos estén delinquiendo, mientras no suspendan totalmente las actividades criminales, entrar a dialogar con ellos lo que hace es darles señales de confusión a la opinión pública, desmotivar a las fuerzas armadas, sobre todo con lo que está generalizándose en Colombia, el hermano del presidente de la República, el doctor Enrique Santos, es una de las personas que está buscando ese diálogo, uno de los asistentes de la seguridad en la presidente, Sergio Jaramillo, que hay exgenerales de la República en eso. Diana Calderón: ¿Tiene usted certeza sobre esa información?Expresidente Álvaro Uribe: Si el Gobierno dice que no es así yo sería el primero en aceptar y en rectificar. Pero le hago este raciocinio, un soldado de la patria, percibe esto que se está percibiendo desde hace muchos meses, para qué me voy a esforzar en una política de seguridad contra los criminales, si este gobierno lo que quiere es negociar con ellos. Si hay un soldado de la patria al que le dicen, mire es que está el hermano del presidente de la República en esa negociación, está el doctor Jaramillo, quien es el asesor del presidente en materia de seguridad, y hay exgenerales de la República, el soldado dice aquí no hay ningún interés

Diana Calderón: Usted ha invitado al presidente a que haga público si su hermano Enrique Santos Calderón y exgenerales de la República están negociando en Cuba. Le pregunto si es censurable que se haga a través de una reserva, independientemente de si este es el momento o no. Es censurable, o no es censurable, en su opinión, ¿que se requiera un mínimo de reserva para adelantar este tipo de negociaciones de ser cierto?Expresidente Álvaro Uribe: Lo que es rechazable por personas que tenemos una forma de pensar sobre la patria es que mientras las guerrillas recuperan su capacidad criminal, el Gobierno le ponga más énfasis a negociar con ellas que a la política de seguridad. Esto no es un enfrentamiento de guerrillas y Fuerzas Militares, entonces van a poner a negociar a exgenerales de la República con ellos, ¿acaso son partes equiparables? Se trata de crear una ficción, la ficción de que como son las partes que están enfrentadas, son las partes que deben negociar. Involucrar a los generales en eso, ese es un grave error porque las Fuerzas Armadas no proceden contra los grupos criminales como una entidad autónoma, sino como una entidad que está encargada de la seguridad de todos los colombianos, y si son las Fuerzas Armadas las encargadas de proteger a los colombianos contra el asesinato la extorsión y el secuestro, se desmotivan las Fuerzas Armadas si ven que el Gobierno no solamente está dándole prelación a la política de diálogo con el terrorismo, sobre la política de seguridad, sino que está involucrando a exgenerales de la República

Diana Calderón: Profundicemos sobre ese punto porque ha dicho usted que los militares están desmotivados. ¿Ha tenido usted conversaciones con ellos?, ¿Qué dicen ellos frente a este momento en que presuntamente podría estar avanzando un proceso de negociación?Expresidente Álvaro Uribe: Algunos de mis críticos dicen que estoy subordinando a las Fuerzas Armadas, intentan siempre de alguna manera de desacreditar estas tesis sin enfrentarlas, que yo asisto a los cuarteles, lo cual no es cierto. Yo encuentro a personas muy cercanas a las Fuerzas Armadas, saludo integrantes de las Fuerzas Armadas en los aeropuertos, los veo en la calle, ven lo que escribo en las redes sociales y por supuesto los encuentro desmotivados por muchos factores, la desmovilización de las drogas, ese tema del diálogo con los terroristas, el tema del Fuero Militar, la desprotección en que se encuentran, etc, claro que están desmotivados, que es lo que, en lugar de estar diciendo es que Uribe anda insubordinando a las Fuerzas Armadas, yo creo que desde hace mucho rato el Gobierno debió haberle dado lectura a los factores de desmotivación como también es la protección que sigue dando el presidente Chávez, de Venezuela, a estos bandidos. El Gobierno debió haberle dado lectura a esos factores de desmovilización y buscar cómo los corrige

Diana Calderón: ¿Hasta dónde iría esa desmotivación de las Fuerzas Militares?Expresidente Álvaro Uribe: Las Fuerzas Armadas de Colombia son unas Fuerzas Armadas profesionales, funcionales, subalternas, no han sido golpistas. Esa desmotivación puede ser semejante a las del pasado, donde las Fuerzas Armadas recibiendo señales equívocas de los Gobiernos, prácticamente se quedaban sin saber cuál era el camino correcto y avanzaba la inseguridad, como avanzó bastante en parte de los años 70, 80, 90 hasta llegar a esa crisis en la que estaba sumida nuestra Nación cuando nuestro Gobierno llegó. El 30% en poder de la guerrilla, el 30% del país en poder de los paramilitares y el resto en riesgo. Las Fuerzas Armadas de Colombia son subalternas, profesionales, institucionales. Los factores de desmotivación lo que hacen es darles señales no claras, y al recibir esas señales no claras entonces se debilita como se ha venido debilitando el orden público en nuestra patria

Diana Calderón: De resultar ciertas estas negociaciones, ¿usted va a instruir a los congresistas del partido de la "U", que están con usted, a tomar alguna decisión frente a su permanencia en la Unidad Nacional?Expresidente Álvaro Uribe: No yo jamás he utilizado mi diálogo con algunos congresistas para este tipo de sugerencias. Lo que siempre les he comentado es qué pienso de un proyecto, del otro, de manera respetuosa, razonable, pero jamás les he dicho qué decisiones deben tomar en materia política. El senador Juan Lozano ha anunciado que mañana martes presentará al Congreso, un proyecto de ley, que he tenido la oportunidad de leer, de la mayor importancia para que las Fuerzas Armadas puedan combatir a las bandas criminales que han llegado ya al extremo de imponer toques de queda, como le parece, en algunas carreteras del país, para que las Fuerzas Armadas las puedan combatir y las conductas de las Fuerzas Armadas, de sus integrantes, cuando correspondan a acciones contra el crimen organizado, en este caso las Bandas Criminales, también sean estudiadas, conocidas, juzgadas, por el Derecho Internacional Humanitario

Diana Calderón: Algunas opiniones recogidas el día de hoy dicen que este pronunciamiento suyo contra un presunto proceso de negociación sería una cortina de humo ante los hechos de que el General (r) Mauricio Santoyo haya asumido cargos en los Estados Unidos. ¿Qué opinión le merece eso?Expresidente Álvaro Uribe: Me gusta mucho, yo estaba en un lugar muy alejado donde me entraba la señal toda la tarde, produje unos mensajes claros a través de las redes sociales. He respondido siempre por todos los hechos y lo que quiera que le responda sobre el tema, con el mayor de los gustos. Lo primero que le digo es que estoy defraudado, triste, le dimos toda la confianza al General Santoyo como se la di a todos los integrantes de las Fuerzas Armadas, sin excepción en esos años. Nuestro Gobierno llegó a la Presidencia a derrotar a todos los criminales, fue el primer Gobierno en enfrentar eficazmente a las guerrillas hasta que las debilitó, fue el primer Gobierno, el único, en desmotar a los paramilitares, en extraditarlos, entonces un Gobierno que tiene como respuesta los hechos que se produjeron en ocho años, llega a una conducta como la que confirma el General Santoyo a enturbiarlo, a mí me parece muy grave y siempre enfrentamos todo. Aquí no hay ánimo distinto a enfrentarlo todo

Diana Calderón: ¿Se arrepiente hoy de haberlo promovido al General Santoyo?Expresidente Álvaro Uribe: No Diana. Si yo hubiera conocido una mala conducta, hubiera excepcionado mi norma. Mi norma era ascender a generales de la República a aquellas personas que habían sido escogidas por la junta que para el respecto existe en el Ministerio de Defensa, aprobados por el Congreso de la República sin interferencia mía. Si yo hubiera tenido una mala información del General Santoyo, en ese momento la expreso y no se le promueve. Así como apoyé siempre con tanto cariño a las Fuerzas Armadas de Colombia, nunca dudé cuando consideré necesario tomar decisiones drásticas

Diana Calderón: ¿Usted en qué cree que pueden terminar unas conversaciones de paz con las Farc?Expresidente Álvaro Uribe: Hoy lo único que ha logrado el Gobierno con eso, en los últimos dos años, es sumarle un grave factor de desmotivación a las Fuerzas Armadas y permitir que estos bandidos de las guerrillas, de las Bandas Criminales, todos auspiciados por el narcotráfico, estén creciendo su capacidad criminal y haciéndole mucho daño al país porque siempre que hay que hablar del tema, uno no puede hablar de la seguridad como algo aislado, la seguridad es una fuente de recursos, un valor democrático. Sin seguridad no hay inversión, sin inversión no hay política social, por eso siempre he hablado de ese equilibrio, de ese centro, que se integra entre la seguridad, la política de inversión y la política social, son inseparables

Diana Calderón: ¿Qué responde usted a quienes dicen “La guerrilla igual no fue derrotada durante el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe y las Bacrim de hoy son los "paras" de ayer”?Expresidente Álvaro Uribe: Veamos eso despacio. Primero, el Gobierno nuestro no resolvió los problemas del país, pero la solución iba por buen camino. Yo creo que una persona que tenga dos dedos de frente, deberá reconocer que el país que dejamos en el 2010 era mucho mejor, iba mucho mejor encaminado, que el país que encontramos en el 2012. Habíamos desmontado el paramilitarismo, rescatado el monopolio de las Fuerzas Armadas en materia de utilizar las armas de la República contra criminales, el monopolio de la justicia, que cuando llegó nuestro Gobierno la justicia estaba en muchas partes desplazada y remplazada por cabecillas guerrilleros y cabecillas paramilitares. Desmontamos el paramilitarismo, debilitamos a las guerrillas, extraditamos a muchos de un bando y del otro. Entonces veamos qué son las Bacrim. El crimen organizado es muntante, en un momento fueron los carteles de la droga, después la colusión de esos carteles con la guerrilla y el paramilitarismo. Aparecen las Bacrim, lo que se necesita es combatir el crimen organizado con toda la determinación. La Policía Nacional ha dicho, nosotros tuvimos 52 mil desmovilizados, unos 35 mil paramilitares, el resto guerrilleros, y entiendo yo que un 7% reincidió en el delito y que de los integrantes de las Bacrim, lo último que me dijo la Policía, es que más o menos 11% de los integrantes de las Bacrim son reincertados que habían delinquido, y que el 50% de los cabecillas de las Bacrim son personas que se habían desmovilizado y reincidieron en el delito. Así como entonces de 52 mil desmovilizados que reincidan 3 mil 500, el porcentaje es bajo pero el número es muy alto, 3 mil 500 es un número muy alto. Usted sabe que la política nuestra era generosidad con la reinserción sin impunidad, por eso nuestro gobierno fue el primer en exigir que para la reinserción se necesitaba reparar a las víctimas, confesar todos los crímenes, etc. Pero para la reincidencia toda la severidad y lo que ha faltado con los reincidentes y con las bandas criminales es severidad. Este Gobierno por razones desconocidas cambió totalmente la doctrina que nosotros teníamos, por ejemplo frenó la acción del Ejército, debilitó la contundencia de las Fuerzas Armadas para enfrentar a las Bacrim, llevamos dos años, las Bacrim deberían estar hoy casi que extinguidas si hubiéramos tenido una acción contundente de este Gobierno con la voluntad que existía en el nuestro

Diana Calderón: ¿Por qué no pudo usted con el Cauca y por qué no se ha podido esto?Expresidente Álvaro Uribe: Lo aseguramos sustancialmente Diana, lo mejoramos sustancialmente. Diana Calderón: Yo recuerdo, que en el 2008, estando usted todavía de presidente se presentaron las mismas situaciones que se están viviendo hoy en el caucaExpresidente Álvaro Uribe: No compares Diana, ya eran muy ayudadas, Cauca ya había mejorado sustancialmente en el macizo colombiano, en toda esa cordillera entre la meseta de Popayán y el valle del Magdalena en el Huila donde dejamos 3 carretera muy importantes en construcción, Popayán-Totoro- La Playa- Neiva, la otra carretera Popayán –Palecara –Iignos al departamento del Huila y la carretera del macizo. Avanzamos sustancialmente en política social. Nosotros no permitimos invasiones de tierras, no permitimos bloqueos de carreteras, pero resolvimos muchos de los compromisos de tiempo atrás, que habían hecho otros gobierno en obtención de tierras, tuvimos un dialogo franco con las comunidades indígenas, en las cuales yo participé muchas veces y sectores radicales de esas comunidades se mantuvieron radicales pero logramos algo muy importante, logramos construir una interlocución con un sector moderado, la OTIC e inicialmente cuando llegó este gobierno los abandona porque creen que lo que da prestigio es posar de izquierdista y entrar en un dialogo infructuoso con los radicales. Cauca no estaba en un paraíso pero habíamos avanzado sustancialmente, súmele a eso lo que hicimos para salvar el Parque Industrial del Páez, lo que hicimos en política social, por ejemplo lo que hicimos en cobertura universal en salud para todos los indígenas en el programa Familias Guardabosques en el Sena, el Bienestar Familiar etc. Íbamos por buen camino. Lo primero que hizo este gobierno fue olvidarse de los sectores moderados de los indígenas y llegar al Cauca incendiando nuevamente con algo del Incoder llamado Operación Cauca, por medio del cual sería convertir todo el departamento del Cauca en un resguardo indígena. Este gobierno por mostrar una apulencia izquierdista le pareció que debería abandonar nuestras políticas y en lugar de haber continuado ese mejoramiento que llevábamos del Cauca, ha perdido dos años y el Cauca se ha agravado

Diana Calderón: Expresidente, en la información que ha obtenido, ¿Qué generales de la república estarían involucrados en estas negociaciones con las Farc?Expresidente Álvaro Uribe: No me atrevo a decírselo porque yo mismo estoy muy conmovido con eso, porque digo, involucrar a ex generales de la república en negociaciones con el terrorismo constituye el hecho gravísimo de equiparar a las Fuerzas Armadas con el terrorismo. Considerarlos contendientes con legitimidad e ignorar el principio de que las Fuerzas Armas son el instrumento institucional del estado para defender a la población ante el crimen, para defender la soberanía del estado, y me imagino entonces los mensajes que pueden transmitir esos degenerados, las señales que reciben todos los que están activos en las Fuerzas Armadas y el resultado de desmotivación en la lucha contra el crimen

Diana Calderón: No se podría pensar, ex presidente, que ¿La presencia de exgenerales de la república en una posible mesa de negociación pudiera ser, de alguna manera, como una garantía para ese sector de los militares en términos de lo que allí se pueda hablar o negociar?Expresidente Álvaro Uribe: No Diana, una vez los terroristas acepten someterse a la justicia puede ser que participen nuestras Fuerzas Armadas, pero en un momento como este, cuando está en crecimiento la acción criminal de los terroristas, involucrar a los integrantes de las Fuerzas Armadas es tratarlo de igual a igual con el terrorismo y mandar a través de ese involucramiento una señal muy equivocada con los soldados y Policías de Colombia, entonces esa señal equivocada los debilita, debilita su acción contra el terrorismo, pero bueno, eso si usted considera mirar el tema del impacto, de cuál es el impacto, cuál es el alcance de tener una negociación

Diana Calderón: ¿Cuál es el alcance que podría tener una negociación en Colombia?Expresidente Álvaro Uribe: Lo que le voy a decir tiene un antecedente. Nosotros promovimos la ley de Justicia, Paz y Reparación. Por primera vez una ley que una ley de paz exigía la reparación, no consagraba impunidad. Segundo se la aplicamos igual a paramilitares que a guerrilleros. Es que en ese gobierno se desmovilizaron alrededor de 35 mil paramilitares y alrededor de 17, 18 mil guerrilleros. Fue exitosa porque antes que esa ley el gran soporte de la política era la política de seguridad. Viene otro tema, ¿Qué se puede negociar con ellos? Elegibilidad como lo dice el marco para la paz, muy grave, porque en una democracia como esta es claro que aquellos responsables de delitos de lesa humanidad, de delitos atroces, de graves violaciones al Derecho Internacional Humanitario, etc, no pueden ser elegibles, aquí les están abriendo la compuerta para la elegibilidad, eso es una bofetada a la democracia. ¿Qué se puede negociar con ellos? Esta es una democracia respetable, aquí no hay que negociar una apertura democrática con ellos, este país la ha hecho solito, desde hace mucho rato. Lo único que hay para negociar con el terrorismo es su sometimiento a la justicia, y los beneficios en materia de recorte de penas, que en una política de sometimiento se puedan ofrecer, como está en la ley de Justicia, Paz y Reparación, que le hace mucho daño a la democracia cuando a los terroristas se les ofrece posibilidades de elegibilidad a cargos de elección popular. Se le hace mucho daño a la democracia cuando se pretende negociar con terroristas la agenda social, económica o política del país. Esa agenda hay que discutirla diariamente en las instituciones de la democracia, no con los terroristas

Diana Calderón: De resultar el presidente Hugo Chávez involucrado en algún tipo de gestión para un proceso exploratorio de negociación en Colombia, y de resultar favorecido el principio de diálogo y no de ocultamiento de la guerrilla, de las Farc, ¿Usted estaría de acuerdo?Expresidente Álvaro Uribe: Lo que ha pasado es muy grave, porque uno no puede empeñarse en que Chávez le va a conseguir la paz y darle la espalda al derramamiento de sangre de los colombianos. Parecería ser que en este Gobierno, cuyo titular fue como periodista y como ministro el más acérrimo crítico de Chávez, parecería ser que en este Gobierno, hay permisividad con todos los horrores de la dictadura venezolana, simplemente por la expectativa de que Chávez haga la paz. Como se le ha dado la espalda a la situación del país, entonces por la expectativa de que Chávez haga la paz, no ha importado los carros bomba, el secuestro, la extorsión. No ha importado el fortalecimiento de la capacidad criminal de los terroristas, y eso es lo que tiene que importar. Yo creo que es primero la seguridad, la vida, la libertad de los colombianos que las expectativas de paz del gobierno de venezuela, que además ha sido confeso cómplice de las narcoguerrillas colombianas. Usted conoce las declaraciones del presidente Chávez, en varias oportunidades, legitimando estos narcoterroristas

Diana Calderón: Una última pregunta. De resultar positivas estas presuntas negociaciones, o etapas exploratorias, con las Farc, ¿usted estaría dispuesto a ayudar?Expresidente Álvaro Uribe: Lo primero es darle seguridad a los colombianos. El gran afán hoy es que no siga creciendo esta capacidad criminal de los criminales, la gran preocupación es por qué este Gobierno ha dejado que el país retroceda en esa materia, que venía mejorando. Mi gran preocupación no es la negociación con el terrorismo sino el freno del terrorismo. Este país ha demostrado que al terrorismo se le frena, y el mundo, no con negociaciones sino con autoridad. A mí me preguntan mucho, pero si no se ha podido, estábamos en el camino de poder. Yo hablé siempre de tres huevitos, era la manera simbólica de decir los problemas no quedan resueltos, pero va por buen camino. Yo no estaba hablando de que habíamos dejado unos gallos fuertes, sino apenas unos huevitos. Nuestra política, el presidente Santos la conoció como ministro durante tres años, tenía los tres elementos que constituye la desarticulación del terrorismo, una política seria de autoridad, sin vacilaciones, sin ambigüedades, con toda la determinación. Una política generosa de reinserción sin impunidad y una política social para evitar que los terroristas tuvieran capacidad de reclutar nuevos jóvenes, eso se ha perdido, y eso estaba operando bien en Colombia.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir