Posibilidad de segunda vuelta anima campaña marcada por favoritismo de Rousseff

Los principales candidatos a la Presidencia brasileña en las elecciones del domingo instaron hoy a sus simpatizantes a salir a las calles a buscar más votos.

Los principales candidatos a la Presidencia brasileña en las elecciones del domingo instaron hoy a sus simpatizantes a salir a las calles a buscar más votos luego de que un sondeo mostrara que, pese al favoritismo de la oficialista Dilma Rousseff, aún no se puede descartar una segunda vuelta

Mientras que Rousseff le pidió hoy a los militantes del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) que disputen voto a voto en las calles, los opositores José Serra y Marina Silva manifestaron su confianza en empujar la decisión hasta la segunda vuelta en los cinco días que faltan para las elecciones

Según una encuesta divulgada hoy por la firma Datafolha, la ventaja de Rousseff sobre todos sus rivales juntos, que hace dos semanas llegó a ser de 14 puntos porcentuales, se redujo a solo dos en un sondeo realizado el lunes y publicado hoy

Si se tienen en cuenta solo los votos válidos -excluidos los blancos y los nulos-, la intención de voto de la candidata apoyada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que fue del 57%, bajó en dos semanas al 51%, en tanto que la de sus rivales juntos subió del 43% al 49%

Como la encuesta tiene un margen de error de dos puntos porcentuales, la intención de voto de Rousseff puede estar por debajo de la mitad más uno necesarios para ser elegida el domingo, sin necesidad de una segunda vuelta, prevista para el 31 de octubre

Hasta hace dos días y gracias a la popularidad de Lula, Rousseff era considerada favorita para vencer el domingo con una amplia ventaja y sin necesidad de la segunda vuelta

"Estamos en un momento de la campaña en que son normales las subidas y las bajadas (en las encuestas). Tenemos que esperar, pero quería pedirle a los militantes del PT que vayan a las calles a disputar voto a voto con la serenidad de que estamos en el rumbo correcto", dijo Rousseff en un acto en la terminal de transportes de Brasilia

"Para saber lo que va a ocurrir, cada uno de nosotros va a tener que esperar a que cierren las urnas. Hay que respetar al elector y después sí discutir el resultado", agregó la candidata oficialista, quien conversó con electores en una cafetería en el centro de la capital

Rousseff negó que haya celebrado anticipadamente su posible victoria en la primera vuelta y advirtió que sus adversarios tampoco pueden "agotar sus emociones hoy" debido a que aún serán divulgadas encuestas el jueves, el viernes y el sábado, y la verdadera consulta que será el domingo

La candidata del PT se negó a comentar si su bajada en las encuestas tiene que ver con los escándalos de corrupción que ha denunciado la prensa en las últimas semanas y que salpican a allegados suyos, como su ex asesora Erenice Guerra

Guerra, quien sustituyó a Rousseff como ministra de la Presidencia en marzo y fue durante mucho tiempo el brazo derecho de la candidata, renunció hace dos semanas ante las denuncias de que familiares suyos están involucrados en varios casos de tráfico de influencias

Por su parte Serra, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y segundo en las encuestas, le pidió a los militantes de la oposición que busquen los votos de los indecisos para forzar la segunda vuelta

"Lo más importante es ganar los votos no definidos porque ya estamos allá (en la segunda vuelta) pero tenemos que convencer a los que aún no se definieron", dijo Serra, que acudió hoy a un acto de campaña en la ciudad de Salvador (nordeste)

La senadora Marina Silva, aspirante por el Partido Verde y que está de tercera en las encuestas, reiteró hoy su confianza en arrebatarle votos a sus dos adversarios para meterse en una eventual segunda vuelta

"Ya estamos revirtiendo la situación en las encuestas. Confío plenamente en la conciencia de los ciudadanos para llegar a la segunda vuelta", dijo Silva, ex ministra de Medio Ambiente de Lula, al llegar a la ciudad amazónica de Belén

La confianza de Silva en superar a Serra y llegar a una segunda ronda se debe a que ha sido la más favorecida por la bajada de Rousseff en las encuestas

Según Datafolha, mientras que la intención de voto por Serra apenas se movió en dos semanas del 27 al 28%, la de Silva subió del 11 al 14% en el mismo periodo

Cargando