Replantear política de seguridad democrática, consideran analistas en conflicto

La Seguridad democrática se estancó y es necesario replantear la política de seguridad del Gobierno Nacional, consideran analistas del conflicto armado.

La Seguridad democrática se estancó y es necesario replantear la política de seguridad del Gobierno Nacional, consideran analistas del conflicto armado

El Presidente del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, Jorge Restrepo, afirmó que aunque la seguridad democrática permitió avances importantes en la lucha contra los grupos ilegales, hoy requiere un replanteamiento porque empieza ha demostrar que como se está desarrollando es insuficiente

Advirtió que hoy el país está viviendo los mismos niveles de violencia de los años 90, y aunque se ha logrado recuperar un importante porcentaje de municipios de las manos de la guerrilla, aún el 50 por ciento de la población está expuesta a las acciones violentas de los grupos ilegales

Los expertos expresan en el libro "Guerra y violencia en Colombia", que las autoridades han sobreestimado la retaguardia de las Farc en las zonas fronterizas con Venezuela y Ecuador cuando hay santuarios más poderosos de las Farc en amplias regiones del Huila, Tolima y Putumayo

"El hecho de que los actores del conflicto no estén en las carreteras ni atacando la infraestructura energética, no quiere decir que estén vencidos; por el contrario, mantienen su fuerza y han cambiado su estrategia, lo que obliga a que las autoridades también cambien la forma de combatirlos", precisó el experto de la Universidad Javeriana

Agregó que tal como está planteada hoy la seguridad democrática no va derrotar ni a las Farc, ni al ELN ni a las cada vez más poderosas bandas criminales

"El final de la guerra en Colombia, aún no está cerca. Pese a los avances en la ejecución de una política de seguridad implementada en los últimos años por el Gobierno colombiano, donde se ha logrado forzar una marginalización de la guerra contrainsurgente y debilitar militarmente a las guerrillas, los avances en la reducción de la violencia han sido insuficientes. el fin del fin anunciado por funcionarios gubernamentales así como por algunos analistas, está lejos de su culminación", concluyeron los investigadores

Así mismo, señalaron que se debe desmilitarizar la seguridad democrática dando más impulso a la Policía local, y menos a los cuerpos élite móviles, además propone el estudio un fortalecimiento de la justicia, un mayor control del delito juvenil, la aceptación del rearme de los grupos de autodefensas y un proceso de legitimización de las autoridades afectadas gravemente por los llamados falsos positivos

"Este o el próximo gobierno deben replantear el actual concepto de la seguridad democrática que llegó hasta donde podía y no va a lograr nuevos avances de fondo en la consecución de la tranquilidad de los Colombianos", concluyó el analista

Cargando