El gobierno guarda prudente silencio sobre andanada de Hugo Chávez contra Colombia

El presidente Alvaro Uribe Velez no quiso pronunciarse sobre la orden impartida por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de militarizar la frontera y de cerrar la embajada del vecino país en Bogotá.

El presidente Alvaro Uribe Velez no quiso pronunciarse sobre la orden impartida por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de militarizar la frontera y de cerrar la embajada del vecino país en Bogotá. Al terminar las exequias del soldado Carlos Hernandez, quien murió en la operación que acabó con la vida del guerrillero Raúl Reyes, el presidente Uribe se reunió brevemente con su ministro de defensa y con la cúpula militar. Al alto funcionario y a los altos mandos del Ejercito, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policia Nacional, el jefe de Estado colombiano les entrego algunas instrucciones y luego se retiro de la catedral castrense sin ofrecer ningún pronunciamiento a la prensa nacional e internacional sobre la crisis con Quito y con Caracas. Caracol Radio intentó hablar con Juan Manuel Santos, ministro de Defensa y con los altos mando militares, ninguno de ellos quiso hablar sobre las agresiones y las decisiones que Hugo Chavez, tomó en contra de Colombia.

Cargando