Uribe pide al Congreso una ofensiva legislativa contra el consumo de alucinógenos

El jefe de Estado dijo que con esta iniciativa busca revivir el artículo del referendo del 2003 que por vicios de procedimiento fue declarado inexequible por la Corte Constitucional.

El presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, propuso al Congreso legislar sobre sanciones no privativas de la libertad para quienes consumen y porten alucinógenos para uso personal, en especial niños y adolescentes.

El jefe de Estado dijo que con esta iniciativa busca revivir el artículo del referendo del 2003 que por vicios de procedimiento fue declarado inexequible por la Corte Constitucional.

El anuncio del presidente tiene como propósito incorporar a la legislación nacional este artículo del referendo: "promover y proteger el efectivo desarrollo de la personalidad, la ley castigará severamente la siembra, producción, distribución, porte o venta de sustancias alucinógenas o adictivas como la cocaína, la heroína, la marihuana, el éxtasis u otras similares, graduando las penas según las circunstancias en que se cometa la infracción".

"El Estado desarrollará una activa campaña de prevención contra la drogadicción, y de recuperación de los adictos y sancionará, con penas distintas a la privación de la libertad, el consumo y porte de esos productos para uso personal, en la medida en que resulte aconsejable para garantizar los derechos individuales y colectivos, especialmente los de los niños y adolescentes", señaló el mandatario.

En el discurso de instalación del Congreso, el mandatario dijo que "el diálogo con los compatriotas indica que la no sanción a la dosis personal de sustancias alucinógenas provoca el consumo".

"Mucho más grave: fomenta la criminalidad a partir del auspicio del tráfico. Qué doloroso es ver niños menores de 18 años, penalmente inimputables, en las puertas del crimen por haber sido inducidos a la distribución y consumo de la dosis personal de drogas ilícitas", añadió.

Sostuvo que la flexibilidad de la ley frente a la dosis personal no guarda relación con un país que tanto ha sufrido en la lucha contra la droga. "La muerte de tantos patriotas, la fumigación de cultivos, su erradicación manual, la extinción del dominio sobre bienes ilícitos, la destrucción de la selva para sembrar coca, son fenómenos incompatibles con la permisividad de la dosis personal" sostuvo el jefe del Estado.

En cuanto a la tutela contra providencias judiciales, dijo que esta debe mantener ya que los derechos fundamentales deben ser respetados en cualquier instancia.

Explicó que debe reiterarse la competencia de la Corte Constitucional como guardián específico de la Carta para conocer las acciones de tutela contra providencias judiciales y dijo que se deberá reglamentar el alcance de dicha competencia frente a la tutela contra sentencias de otras Cortes.

Cargando