Bucaramanga

Toque de queda nocturno sirvió para no congestionar red hospitalaria

Según la gerencia del COVID-19 en Santander se redujo la cifra de homicidios, lesiones personales y accidentes de tránsito.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El toque de queda de 10 de la noche a 5 de la mañana que en Santander se empezó a implementar desde el pasado 11 de junio, sí sirvió para no saturar los servicios de urgencia ni ocupar las unidades de cuidados intensivos por situaciones diferentes al COVID-19.

Según las estadísticas entregadas por las autoridades, hubo reducción en homicidio, heridos en accidentes de tránsito y las lesiones personales.

Felipe González, gerente del COVID-19 en Santander, indicó que sin duda esta es una de las medidas que se deberá prolongar en el departamento, durante los próximos días como plan de choque para seguir frenando los contagios.

Lea también:

Otra de las medidas que se puede prolongar es la ley seca en el mismo horario del toque de queda, y no se descarta que vuelva el pico y cédula. La idea es que las medidas adoptadas hoy sirvan para que en julio baje la incidencia de contagios.

En junio los positivos fueron 58.582 personas, el doble de los reportados durante mayo. 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir