Desempleo

Sin trabajo se quedarán 700 personas del sistema férreo Boyacá

Los trabajadores señalan a la ANI de terminar la operación en el departamento.

La última vez que pasó el tren por Tunja fue el 13 de abril de este año, echando pito. Los trabajadores, que van de salida, tienen certeza que todo va quedar ahí.

“Pasaba sólo una vez al día; en la noche subía cargado con cemento hacia Bogotá y al otro día bajaba vacío. Regularmente los que más transitaban durante el día: los carro motoristas que son los que llevan el mantenimiento”, cuenta Carlos Sierra, paso-nivelista en Tunja, quien lleva cuatro años trabajando en la vía férrea.

En su caseta, sentado, como derrotado, luciendo el uniforme naranja de la ANI, Carlos Sierra, dice que no comprende cómo se va acabar con todo. pues considera que se ha invertido mucho en la línea férrea y el corredor tanto en Cundinamarca como Boyacá.

Esto va a quedar abandonado no sé qué va a pasar, se van a tomar la infraestructura, sin nadie que la cuide”, dice Sierra.

Desde hace varias semanas los trabajadores del consorcio Ibines, que es el encargado de la operación del sistema férreo en Boyacá están denunciando 700 despidos que se harían efectivos a partir de este 15 de abril.

Pedro Araque, jefe de Estación, trabaja desde hace 27 años en el sistema férreo, hasta hoy estará con el Consorcio Ibines, pues hace 20 días fue notificado de la terminación de su contrato.

“Completaba 28 años y conmigo ahí una cantidad de compañeros, pues nosotros la vida laboral la hemos tenido en la vida férrea por eso es tan preocupante”, recuerda el señor Araque.

A través de protestas, mensajes en redes sociales y medios de comunicación ha sido la forma de visibilizar la crisis en la que se encuentran.

Cuenta el señor Araque que, de esas 700 personas entre Bogotá y Boyacá, hay maquinistas, operadores, carros motoristas, cuadrillas, servicios generales, mantenimiento, personal de obra. “También se afectan empleos indirectos de las personas que nos venden alimentación”.

Sin embargo, la ANI a través de un comunicado aclaró que el corredor Bogotá – Belencito, seguirá operando los 308 kilómetros y el 16 de abril entra en etapa de revisión el contrato que garantice el servicio hasta diciembre de 2021, pero mientras eso sucede los trabajadores, dicen, todo es incertidumbre.

“En esta caseta llevamos un año. Es difícil salir sin saber qué va hacer uno; todavía se tiene la esperanza que esto pueda tener una respuesta pronta, pero todo es incierto. Esto es incertidumbre, pues con esta pandemia donde paso hojas vida”, dice.

Los trabajadores piden a las autoridades municipales y departamental se pronuncien frente a lo que consideran una masacre laboral.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir