Coronavirus Covid-19

Alerta hospitalaria baja de naranja a amarilla en Barranquilla

Cirugías de patologías distintas al COVID-19 serán reprogramadas

Las autoridades en Barranquilla anunciaron que la emergencia hospitalaria por causa del COVID-19 bajó de naranja a amarilla. La alerta naranja se había decretado el pasado 15 de junio cuando la ciudad tenía una ocupación del 90% de las camas UCI. Hoy la ciudad cuenta con 644 camas de unidades de cuidados operativas.

Asimismo, el índice que maneja el centro regulador de urgencias y emergencias del distrito para requerimientos de UCI está entre 1 y 3 pacientes, mientras que para finales de mayo, junio y julio durante la alerta naranja eran de 37 diarias.

Lea también: Entregarán 50.000 ayudas alimentarias a familias de Barranquilla

Este jueves 30 de julio, Barranquilla tuvo una ocupación histórica de 52% de camas UCI, derivada de una alta capacidad instalada y una disminución progresiva en los usos de pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19, lo que permite que el sistema hospitalario opere bajo alerta amarilla y así liberar unidades de cuidados intensivos para atender otras patologías.

"Hubo otros indicadores para tomar esta decisión por ejemplo el fortalecimiento de los servicios de salud y nuevas condiciones hospitalarias, los indicadores de los municipios del área metropolitana también están descendiendo y sostuvo que la ocupación histórica de UCI de Barranquilla es del 85% y hasta allá vamos a volver porque hay tratamientos no urgentes que están aplazados", señaló el alcalde.

La alcaldía anunció que se mantendrá la estrategia +60 Baq

Para mantener esta estrategia para proteger a los adultos mayores y seguir salvando vidas, hoy las 11 EPS que funcionan en Barranquilla y MiRed, la IPS que opera la red de salud pública distrital, suscribieron un acta de compromiso que garantiza la extensión del programa de manera indefinida en toda la ciudad.

La emergencia puso a prueba el sistema de salud y el Distrito decidió trabajar de la mano con el sector privado y las EPS, y por su intermedio con las 43 IPS de la ciudad, para buscar, tratar y proteger a sus adultos mayores. Sin perjuicio de la vigilancia y los controles que se ejercen sobre esas entidades, se sumaron los aportes que cada una podía hacer.

Adicionalmente a la estrategia +60, el Distrito está concentrado actualmente en comorbilidades como obesidad, hipertensión, insuficiencia renal y enfermedades respiratorias.

“Estamos arropando a los sectores más vulnerables, con asistencia social y económica, para lo cual analizamos las ayudas del Gobierno nacional y las que provee el Distrito. Queremos blindar a la ciudad para que no haya rebrotes ni nuevas olas de contagio. Ahora, más que nunca, Barranquilla no baja la guardia”, afirmó el alcalde Jaime Pumarejo.


Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir