Lo más leído

  • Paola Jara y Jessi Uribe antes de sus cirugías plásticas
  • Colombia amplió el cierre de fronteras durante un mes y medio
  • Con esta foto, Paulina Vega presumió sus hermosos glúteos
  • Murió el autor del famoso audio "cómo es, cómo sería, qué te tomas y tal"
  • Junior se sobrepuso a la altura, derrotó a Tolima y avanzo a semifinales
  • El golazo que le anularon a James contra el Leeds en Premier League

Hoy es noticia

Más temas
Nariño

La infraestructura atrasada de Nariño

Obras por las que históricamente ha esperado el sur del país.

Nariño, en la frontera con Ecuador, tiene tal rezago en materia de infraestructura, que solo tiene una vía de conexión con el norte del país y con la vecina nación de Ecuador, al sur: la Panamericana.

La semana pasada, además, la ampliación de esa vía a doble calzada hasta Popayán quedó por fuera del plan nacional de obras 5G anunciado por el Gobierno.

Caracol Radio investigó sobre los efectos de este atraso histórico.

La búsqueda de mejorar la conectividad terrestre de los gobernantes y ciudadanos en el sur del país no es capricho, la falta de infraestructura le ha restado competitividad a esta región. Según el último índice la región ocupa el puesto 20 entre 32 departamentos, resultado que está ligado a la carencia de vías modernas, rápidas y seguras.

 

Giovany Carvajal, secretario de Desarrollo Económico y ex gerente de la Comisión Regional de Competitividad, argumenta que la limitada infraestructura encarece los costos y frena el desarrollo de una región que depende del centro del país para su economía.

El gobierno seccional le planteó a este gobierno 21 iniciativas estratégicas para el desarrollo regional, de las cuales cinco tienen que ver con vías, entre ellas la doble calzada Pasto - Popayán, que incluye la variante el Estanquillo – Timbío y que permitiría ahorrarse tres horas de recorrido al transporte de carga, a mayor velocidad y seguridad con menos curvas, evitando los percances constantes por perdida de banca entre el sector de Rosas y el Bordo, en donde la falla del Romeral ha vuelto este tramo muchas veces intransitable.

Según la ANI, la obra se adjudicaría ya no este sino el próximo año y entraría a formar parte de la segunda ola del proyecto 5G, pues en la primera, anunciada la semana pasada, no quedó incluida, según denunció el exgobernador Raúl Delgado.

Según un comunicado de la ANI, el proyecto se encuentra actualmente en proceso de estructuración, contempla la construcción de 268 km, entre ellos, 35 km de segunda calzada y 63 km de calzada sencilla. Igualmente, el mejoramiento de 157 km y la rehabilitación de 84 km.

Este corredor requiere, según la entidad, una inversión cercana a los 4.5 billones de pesos, debido a la inestabilidad geológica, de ahí las inversiones que se deben realizar para la construcción de alrededor de 9 kilómetros de túneles en la variante de Timbío – El Estanquillo.

De no ejecutarse este proyecto, el departamento seguiría limitado a la Panamericana con todas las dificultades que históricamente ha presentado ese tramo por su deterioro, los cierres con ocasión de protestas sociales o cualquier otra circunstancia que de inmediato deja desconectado al departamento, sin posibilidad de recibir insumos, mercancías y combustibles, que llegan del interior del país.

Otro proyecto de relevancia es la variante San Francisco – Mocoa, que inició a ejecutarse hace seis años y quedó inconcluso, pese a la inversión de 405 mil millones de pesos. Esa plata está a punto de perderse, al igual que una estructura metálica de puentes que hoy devora la maleza. Esa vía economizaría 8 horas de recorrido en la conexión de Nariño con Bogotá y Cundinamarca.

Según el economista Fidel Díaz Terá,  si Nariño no se conecta con Putumayo se perderá el paso de frontera internacional que le da vida a ciudades como Ipiales y Pasto por la comercialización de productos y servicios que se da por esta frontera física.


Conexión con Ecuador

Nariño necesita conectarse a través de Tumaco con Ecuador, de ahí que es urgente terminar las obras complementarias para habilitar el corredor binacional Espriella - Río Mataje.

Según el gobernador Jhon Rojas, se tiene apropiados $30 mil millones, las obras faltantes cuesta $80 mil millones y el gobierno se ha comprometido a financiar los $50 mil millones que hacen falta para que el tramo se pueda poner al servicio.

Otra de las obras esperadas es la remodelación del aeropuerto Antonio Nariño, que en este 2020 cumple seis años desde el inicio de su ejecución, con adiciones, sobrecostos, incomodidades y una pista que requiere del cambio de la capa asfáltica, que si esta vez se ejecuta en el tiempo previsto, iniciaría a operar en diciembre; para ello se adjudicó el contrato que iniciaría a ejecutarse una vez se supere la emergencia por el COVID-19.

EN TODO MOMENTO, CARACOL RADIO, MÁS COMPAÑÍA

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir