Coronavirus Covid-19

Por Covid-19, en un burdel de Puerto Boyacá ahora venden frutas y verduras

El dueño del burdel en Puerto Boyacá, decidió junto con las 20 trabajadoras sexuales del lugar, dedicarse a vender frutas y verduras, para sobrevivir.

En medio de la crisis por la pandemia de coronavirus hay que ser recursivo para seguir adelante, así lo expresaron los trabajadores de un prostíbulo de Puerto Boyacá (Boyacá).

Al menos mientras se supera la pandemia y crisis por coronavirus, en un prostíbulo de Puerto Boyacá donde trabajan 23 personas, entre ellas 20 mujeres venezolanas, les tocó reconvertir su negocio, y sobrevivir vendiendo víveres, frutas, y verduras. Diego Ciro, administrador del negocio, señaló que “todos tenemos derecho a buscar cómo ganarlos la vida. Estamos adquiriendo las frutas y verduras de proveedores de Cundinamarca, y las vendemos con las características sanitarias que nos exigen para prevenir el coronavirus. Realmente nos ha funcionado, y es lo que decidimos hacer porque en este establecimiento trabajamos 23 personas, es decir, sustentamos el pan de cada día del mismo número de familias. Hemos recibido apoyo de la mayoría de la gente del pueblo, pero también, hay otras personas inescrupulosas, casi que inhumanas, que se atreven a ofendernos, y a decirnos cosas que intentamos no ‘parar bolas’, y seguir con la frente en alto, pues estamos trabajando dignamente”.

Por su parte, Nancy, una de las trabajadoras sexuales, señaló que “ha sido una experiencia que consideramos positiva, nunca esperamos que fuera a pasar de la noche a la mañana; mucha gente nos ha colaborado, y agradecemos de verdad a quienes nos dan esa oportunidad de poder sustentar la comida de nuestras casas con este trabajo digno, de verdad que estamos muy contentas”.

Si el negocio de las frutas y verduras les funciona en medio de la cuarentena, estarían dispuestos a cerrar el burdel, para montar juntos un supermercado en el municipio.

“Si tenemos la oportunidad, claro que lo haremos, cambiaríamos de vida, y la verdad que, claro, estamos muy preocupados por el tema de la pandemia, pero mire que nos ha traído una oportunidad distinta a nosotros, y hemos descubierto que podemos salir de esta vida que hemos llevado, y una ventana abrirnos para, de pronto, una oportunidad que no deberíamos desaprovechar”, concluyó el administrador del burdel.

 

 

 

Cargando