Migrantes
Migrantes

El represamiento de migrantes tiene en riesgo al municipio de Necoclí

En esa población del Urabá antioqueño ya hay cerca de 350 extranjeros en un albergue y violan recurrentemente la cuarentena obligatoria.

En el municipio de Necoclí en el Urabá antioqueño ha acogido las medidas restrictivas de movilidad de manera atenta, pero la llegada masiva de migrantes hace que estén en constante riego de contagio de coronavirus por el poco o nulo control sanitario a esta población que llega al país de forma ilegal.

Desde que se implementó el decreto de cuarentena obligatoria, hasta 350 extranjeros se han acumulado en esa localidad, la razón principal es porque Capurganá en el departamento de Chocó suspendió su tránsito hacia Panamá, al igual que el país fronterizo. Los migrantes irregulares no han podido continuar, pero tampoco devolver. Es así que se quedaron represados en Necoclí y se convirtió en un problema para las autoridades locales.

Lea También: Deportan a ocho ciudadanos extranjeros en San Rafael, Antioquia

El temor de nosotros es que por parte de ellos venga alguno infectado por el virus y nos vaya a infectar el resto de la población. Lo que queremos todos es que ellos sigan el tránsito, pero tenemos el problema de que en Acandí no permiten que lleguen a Capurganá y el vecino país de Panamá tiene la frontera cerrada, entonces es un problema de orden nacional”, aseguró el alcalde de Necoclí, Jorge Tobón.

Estos extranjeros, sobre todo cubanos, haitianos y africanos, se empezaron a pasear por las calles sin acatar el aislamiento, lo que causó molestias entre los habitantes. Por eso, la alcaldía organizó un albergue temporal para ellos en un coliseo por fuera del casco urbano y vigilado por la Fuerza Pública. Sin embargo, cada día aparecen más y podrían desbordar la capacidad, si se tiene en cuenta que al menos la cuarentena continuará hasta el 13 de abril.

Cargando