#ParoNacional TransMilenio prestará servicio este viernes con algunas restricciones. Conozca cómo está la operación

Pérdidas irremediables en cultivos por emergencia en San Eduardo, Boyacá

Un fenómeno natural provocado por las fuertes lluvias y por una falla geológica, también colapsó los acueductos veredales y las redes de energía.

Los campesinos de San Eduado (Boyacá), aseguran tener pérdidas irremediables en cultivos de café y caña de azúcar dentro de otros, debido a las fuertes lluvias que tienen en alerta roja y amenaza de avalancha a San Eduardo, Boyacá.

Desde el 20 de septiembre el municipio de San Eduardo soporta una emergencia provocada por las lluvias torrenciales, que aún no paran: los aguaceros y una falla geológica amenazan a la mitad de la población por un derrumbe que de no ser controlado desembocaría en una grave avalancha.

Ya son 55 familias y al menos un centenar de personas las damnificadas. Decenas de niños campesinos completan 13 días sin poder ir a la escuela. Pero el fenómeno natural ha dejado daños irremediables, en la agricultura.

Carlos Julio Bohórquez líder campesino y damnificado de la vereda Villanueva, uno de los sectores donde está latente la emergencia, aseguró que el fenómeno natural ha arrasado con cientos de hectáreas de cultivos, cuya cantidad exacta sigue siendo incierta en tanto la lluvia siga constante.

“Se nos han afectado con esta emergencia, cultivos como caña de azúcar, pastores para ganado, viviendas, aves de corral, cultivos de café, yuca, cultivos de frutas cítricas, el acueducto veredas, las redes de energía y los postas colapsaron. Las vías para que nuestros niños reciban educación son un peligro actualmente", explicó Bohórquez en Caracol Radio.

El departamento lanzó un S.O.S por el municipio, y la Unidad Nacional De Gestión Del Riesgo (UNGR ), ya envió las ayudas humanitarias al municipio de alrededor de 2.000 habitantes, que no tiene capacidad de respuesta para una emergencia tan grande.

La emergencia está ubicada a 1.5 Kms del casco urbano del municipio, y por eso, una comisión de geólogos del departamento y de Corpoboyacá, adelanta un análisis del estado del suelo y del fenómeno natural. El municipio mantendrá el estado de alerta roja y la calamidad pública hasta que el riesgo disminuya.

Una comisión del gobierno departamental encabezada por el gobernador Carlos Andrés Amaya, llegará a la zona del desastre este miércoles, 3 de octubre, para seguir evaluando la situación y evitar que esta amenace a casco urbano, y para tomar decisiones que sigan protegiendo la vida de los habitantes rurales, en medio de un nuevo consejo departamental de gestión del riesgo. Este será apoyado por los subdirectores de la UNGR.

El monitoreo de la zona por donde atraviesa la falla geológica es constante.

Cargando