EPM usará casa de máquinas para evacuar las aguas represadas

La decisión causaría daños en la maquinaria instalada para generar energía que no ha entrado en uso.

El Grupo EPM confirmó hoy que adoptó la decisión de utilizar los túneles y la casa de máquinas de la central Hidroituango para poner a circular las aguas que están represadas por un embalsamiento causado por derrumbes sobre el río Cauca en el sitio donde se construye esa planta de generación eléctrica.-

La organización empresarial dijo que la decisión deriva del incremento de los niveles del embalse y como una estrategia para “las comunidades y el ambiente, las obras y el cronograma de ejecución”.

Caracol Radio

Sin embargo reconoce que previo a esta determinación, “La empresa hizo el mejor acondicionamiento posible al interior de la casa de máquinas para esta operación”, y ya evacuó al personal de operarios que trabajaban en esa casa de máquinas.

Con el paso de las aguas del río por esos lugares, causaría daños en la maquinaria instalada para generar energía que no ha entrado en uso, cuyo costo no ha sido estimado, y solo se evaluaría cuando termine ese procedimiento de urgencia.

Caracol Radio

También se retrasará considerablemente la entrega de la planta y el inicio de operaciones de este proyecto que espera aportar 2.400 megavatios al Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Ver También: Empezó evacuación del agua represada en Hidroituango: EPM

Caracol Radio

En este sentido, la administración de Epm confirmó que “el proyecto no entrará en ejecución en la fecha estimada (30 nov 2018) y en la actualidad se evalúa, en función de los impactos, el tiempo estimado de su futura entrada en operación”.

Constructores

En el año 2012, Empresas Públicas de Medellín (EPM) adjudicó al Consorcio Colombo Brasileño CCC el contrato para ejecutar las obras de Hidroituango.

El grupo, conformado por Construcoes e Comercio Camargo Correa S.A., y las colombianas Constructora Conconcreto S.A. y Coninsa Ramón H. S.A., para la desarrollar la construcción de la presa, la central de máquinas y demás obras asociadas al proyecto hidroeléctrico.

Esa propuesta de los constructores fue por 1,89 billones de pesos, que se destinan a la construcción de un dique de 20 millones de metros cúbicos de roca con una altura de 225 metros, el vertedero, los túneles de conducción, las estructuras de captación y los túneles de descarga, así como la casa de máquinas subterránea, que albergará las 8 unidades de generación.

El siguiente es el comunicado de EPM

Desde el inicio de la contingencia en el proyecto hidroeléctrico Ituango, EPM ha priorizado sus decisiones en proteger a las comunidades y el ambiente, las obras y el cronograma de ejecución.

Como la prelación es la protección de las comunidades y el ambiente en primera instancia y la de la infraestructura del proyecto en segunda, dado el nivel que actualmente alcanza la cota del embalse, en las próximas horas comenzará a verter agua por la casa de máquinas de la futura central de generación de energía. Con esto, el agua se encauzará de nuevo al río Cauca, con el propósito de que retorne a su caudal tradicional para esta época de invierno. La empresa hizo el mejor acondicionamiento posible al interior de la casa de máquinas para esta operación.

Tal como EPM informó, el proyecto no entrará en ejecución en la fecha estimada (30 nov 2018) y en la actualidad se evalúa, en función de los impactos, el tiempo estimado de su futura entrada en operación.

Simultáneamente, expertos de EPM y sus firmas contratistas continúan con los demás trabajos en la presa y los túneles de desviación para atender la contingencia.

Es importante que las comunidades ubicadas aguas abajo del proyecto, que habitan en los municipios de Ituango, Briceño, Valdivia y su corregimiento de Puerto Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí sigan las recomendaciones de seguridad de las autoridades y organismos de atención. Pese a que en las próximas horas se registrará un nivel más alto en el nivel del agua del río Cauca, no representa un riesgo para la ciudadanía.

La empresa también avanza en el trabajo ambiental, aguas abajo con el rescate de fauna y su atención por personal especializado y, aguas arriba, en el control del material flotante que llega al río y su disposición.

Cargando