En la Sierra Nevada, gallina pone huevos de cuatro yemas que valen $50.000

La dueña del ave de corral dice que se alimenta de maíz y de vez en cuando picotea una mata de marihuana en el patio.

Uno de los huevos de la gallina Rosita, de la Sierra Nevada. /FOTO CARACOL RADIO

La gallina más famosa del mundo, Isis la novia del Gallo Claudio, está en calzas prietas, pues podría perder ese título con una gallina serrana que tiene la mágica virtud de poner huevos de cuatro yemas, de gran tamaño, y que de momento son los más valorizados en el mercado, al menos del Caribe, pues alcanzan un costo de $50.000.

Rosita, como es llamada por sus dueños el ave de corral, es una gallina elegante, jaspeada, cuyas pintas negras y blancas le permiten hacerse respetar en el gallinero, más por saber lo que tiene que por arrogante. Y es que el animal posee una extraña, pero admirable condición: pone unos huevos grandes, con unas medidas increíbles, que llaman la atención por fuera y por dentro, teniendo en cuenta que al momento de prepararlo, el embrión deja ver su majestuosidad mostrando cuatro yemas.

Doña Katya Sierra, es la orgullosa dueña de Rosita, quien con voz en cuello y la nobleza característica de quienes habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta, relata que tener una gallina con esa particularidad es una verdadera bendición de Dios, porque cada día cuando van a revisar el nido de la imponente ave se encuentran con el aporte diario para los gastos de la casa: cada huevo es adquirido por una clientela selecta por valor de $50.000.

Y esa clientela selecta es integrada en la mayor parte por personas del sexo masculino que superan los 50 años de edad, quienes le han atribuido poderes afrodisiacos al alimento matutino.

Es por ello que en repetidas ocasiones han propuesto elevadísimas ofertas a doña Katya, queriendo comprarle el animal, quien termina rehusándose a venderlo porque dice “se ha encariñado con ella”. Algunas de las personas admiradas por este fenómeno de la naturaleza, han ofrecido hasta $1.000.000 a la dueña de Rosita para adquirirla. La respuesta siempre ha sido negativa.

Pero los clientes de los superhuevos, no solo precisan que son una ayuda para las actividades donde entra en juego la capacidad viril masculina, sino que aseguran que tocar la gallina les ha puesto en el escenario de sentir poderes mágicos que transmiten buena suerte.

Rosita pone estos huevos diariamente, la gente está contenta en la Sierra y los vendo a $50.000”, dijo la señora Katya Sierra, dueña de la gallina Rosita.

Doña Katya cuenta además, que el alimento de Rosita es el mismo que le da a las otras gallinas: purina ponedora y maíz; aunque en el caso de esta ave en particular, de vez en cuando se acerca y picotea las hojas de una matica de marihuana que hay en el patio de la finca Los Naranjos en la vereda Tigrera, jurisdicción de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir