#ParoNacional Por primera vez Transmilenio deja de operar por falta de condiciones de seguridad y de infraestructura
CONTROLES

Sancionarán económicamente y cerrarán las canchas que excedan límites de ruido

La determinación fue adoptada por la Alcaldía de Bucaramanga, tras las múltiples quejas de la comunidad sobre los altos niveles de ruido y las riñas.

La secretaría de salud inició controles en las diferentes canchas de la ciudad y otros escenarios deportivos en los que la comunidad denunció se sobrepasan los niveles de ruido y se consume licor de manera ilegal. 

Según Luis Niño, coordinador del grupo del saneamiento del municipio, “Esta medida se adopta con el fin de garantizarle la confianza a la ciudadanía que ha interpuesto acciones populares, porque muchas veces no pueden dormir y no tienen tranquilidad en sus viviendas por el ruido o problemas que se generan alrededor de los sitios deportivos”. 

El sitio más crítico según el funcionario es la cancha del Mutis, en donde los fines de semana se realizan campeonatos y después de los partidos las personas consumen licor en las calles. También Real de Minas y San Francisco. 

Una vez se detecta que el establecimiento está incumpliendo la norma se procederá a sellar el negocio y se impondrá una sanción pedagógica, de reincidir ya vendrán las sanciones económicas que pueden ir de 1 a 50 salarios mínimos legales vigentes.

Cargando