CONFLICTO

Estado colombiano reconoce responsabilidad en muerte de líderes campesinos en Santander

El alto consejero para los derechos humanos, Guillermo Rivera estuvo en el Cerrito, Santander, donde recordó un hecho ocurrido en 1988.

El alto consejero del gobierno Guillermo Rivera fue hasta el pequeño municipio del Cerrito, Santander para atender una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Se trata de reconocer en forma pública la responsabilidad en la muerte de dos reconocidos dirigentes campesinos, Valentín Basto Calderón y Pedro Vicente Camargo.

Los dos dirigentes agrarios, que hacían parte de ANUC, Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, murieron el 21 de febrero de 1988 fueron víctimas del conflicto armado.

Valentín Basto había denunciado violaciones de los derechos humanos.
De acuerdo a la Corte Interamericana, Valentín fue hostigado y amenazado por agentes estatales y aun así no escatimó esfuerzos por seguir en su trabajo informó el alto consejero presidencial.

Cargando