Ciencia y medio ambiente

Científicos encontrarían rastros de vida en un asteroide que aterrizó en un parqueadero

Esto podría respaldar la teoría del Big Bang, la cual dio origen al planeta Tierra y a la vida

Dominic Fial

La Universidad de Londres llevó a cabo un estudio en el que describió que el asteroide Winchcombe, encontrado en un estacionamiento, contiene residuos de agua y aminoácidos, compuestos claves para el origen de la vida.

Más información

El aterrizaje del meteorito sorprendió a una familia del Reino Unido, pues la roca espacial cayó justo en el garaje de su casa, los investigadores a cargo del levantamiento y el estudio de este cuerpo declararon que este contenía agua en un estado casi parecido al que se halla en la Tierra. El estudio publicado por la revista Science Avances, reveló varios de los descubrimientos al interior del meteorito bautizado como “Winchcombe”.

Según lo arrojaron los resultados de análisis, este asteroide tendría material orgánico fundamental para que surja la vida así como la presencia de H2O.

Queenie Chan, astrónoma de la Universidad de Londres y autora principal del estudio explicó que “El Winchcombe pertenece a un raro tipo de meteorito carbonoso, los que normalmente contienen altas cantidades de compuestos orgánicos y agua”.

¿Por qué es tan importante este descubrimiento?

Los científicos afirmaron que encontraron aminoácidos proteicos solubles al interior de esta roca espacial, los cuales contienen moléculas y compuestos necesarios para el surgimiento de la vida a base de carbono. Se cree que este cuerpo rocoso proviene de un meteorito padre que podría contener agua.

Para los investigadores a cargo del estudio, este asteroide es particularmente especial a comparación de muchos otros, en los que también se han encontrado agua, porque están casi tan seguros de que el líquido de esta roca viene 100% del espacio y no de la Tierra.

Gracias a que los testigos informaron a las autoridades sobre el aterrizaje de este meteorito al poco tiempo de ocurrido, los científicos pudieron rescatarlo en menos de 12 horas, antes de que se contaminara con partículas terrestres.

Este hallazgo se suma a las hipótesis que afirman que la vida en la Tierra se originó luego de que varias rocas espaciales con diferentes compuestos en su interior colisionaran, creando un planeta con un ambiente idóneo para la vida.

Junto a este meteorito también se han estudiado cientos de cuerpos rocosos que han caído desde el espacio, uno de ellos es el meteorito de Tissint, que proviene desde Marte, y que a diferencia del meteorito “Winchcombe”, el cual contiene elementos conocidos en la Tierra, este está compuesto por minerales desconocidos y los cuales darían información sobre como pudieron ser las diferentes formas de vida en el Planeta Rojo.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad