Tendencias

En pleno vuelo piloto mexicano recibió ‘mensaje extraterrestre’: esta es la historia

“No están solos en el universo”, dijo Rafael Pacheco mientras pilotaba sobre la ciudad de México antes de desaparecer misteriosamente en 1976.

Extraterrestres/GettyImages / gremlin

El 21 de junio de 1976, la avioneta XB- ZOX que comandaba el aprendiz de piloto mexicano Rafael Pacheco Pérez, se perdió por varias horas en los cielos de la zona de Chimalhuacán de la Ciudad de México.

La aeronave apareció una hora después en la ciudad de Acapulco, hecho que de por sí ya es extraño ya que ese recorrido requiere normalmente de 3 horas, en una aeronave de esas características.

No obstante, la razón por la que el acontecimiento se convirtió en uno de los mayores misterios de la historia de la aviación, se debe a que en pleno vuelo el piloto habría enviado un mensaje extraterrestre en estado de trance.

“Estamos usando al piloto solo como un micrófono (...) ustedes no están solos en el universo”, dijo el supuesto extraterrestre a través de Pacheco. “Él está hablando porque así se le ordena, es decir, esta es su voz, él está hablando pero no por su propia voluntad. Lo estamos utilizando a él como si fuera... sí, lo estamos utilizando como un micrófono”.

No importamos mucho, ni de dónde somos, ni de dónde venimos, básteles saber que nosotros somos seres de este universo al que ustedes pertenecen. Nuestro planeta está a muchos años luz, pero eso lo vuelve a repetir antes que parezca confuso: nosotros somos físicamente iguales a ustedes, les vuelvo a repetir que todas las razas del universo somos físicamente iguales. Ustedes no están solos en el universo y hay otras razas que estamos alejados de ustedes pero los estamos observando”, concluye el mensaje.

Quien recibió estas palabras desde la torre de control de Acapulco fue el controlador de tráfico aéreo Carlos de Kretschy, a través de la frecuencia 123.45 megahertz.

Lea también

No recordaba nada de lo ocurrido

Al tocar tierra, al joven piloto, alumno de la Escuela de Aviación de México, lo recibieron las autoridades, quienes lo llevaron al Centro de Salud de Acapulco para revisar su estado físico o determinar si había ingerido alguna sustancia que pudiera alterar su mente o lucidez.

Sin embargo, para sorpresa de todos, el piloto se encontraba en perfectas condiciones, no tenía ninguna clase de sustancia en su organismo, ni presentaba desorden mental alguno, hecho del que dio constancia la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes (SCT).

A Rafael Pacheco lo entrevistaron diversos periodistas para conocer su versión de los hechos. Dijo que no recordaba nada de lo ocurrido y se negaba a aceptar que los seres que lo poseyeron fueran buenos. “No recuerdo nada, solo sentí que tenía sueño y que estaba a punto de dormirme”.

La carrera de aviación terminó ese día para el joven aprendiz, que nunca volvió a estar al mando de una aeronave, no obstante, este episodio sigue siendo recordado ya que nunca se determinó a ciencia cierta qué pasó y se adjudicó a una abducción extraterrestre.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad