Tendencias

Gracias a las redes sociales, un hombre probó su inocencia tras 10 años en prisión

Gracias a un chat y a un video de Facebook, un hombre pudo probar que las acusaciones en su contra eran falsas

Gracias a las redes sociales, un hombre probó su inocencia tras 10 años en prisión / Paras Griffin

La historia de Brian Banks fue tan viral que incluso llegó al cine. Todo se remonta al año 2002 cuando Banks fue acusado de violación por una de sus compañeras de colegio.

Brian para ese momento tenía 16 años y se destacaba por ser uno de los mejores deportistas y jugadores de futbol americano. Tanto fue su auge que su mayor sueño era llegar a la NFL, incluso fue contratado por un equipo profesional, pero en el camino a sus sueños una dramática acusación le cambió radicalmente los planes.

Wanetta Gibson, declaró que había sido víctima de agresión sexual y que, según su relato, habría sido accedida por Brian en una de las escaleras de la escuela secundaria politécnica de Long Beach, donde ambos estudiaban.

Compró entradas para el Mundial para su marido a cambio de más tiempo con su amante

Kanye West desató la polémica por decir que Black Lives Matter fue una “estafa”

Así puede ver Netflix gratis sin gastar datos desde el celular

En el juicio en su contra, el joven deportista tuvo que tomar una decisión sobre los delitos que lo implicaban. Tenía dos opciones: negar su culpabilidad y enfrentar un juicio que lo podía condenar a 41 años de prisión o aceptarla y enfrentar cinco años de prisión y cinco de libertad condicional.

Pese a que Banks era inocente, acepto los cargos por sugerencia de su abogado: “Si entras allí ahora mismo te puedo garantizar que terminarás seleccionando que será un jurado totalmente blanco y te encontrarás culpable porque tú eres un gran adolescente negro”, fueron las palabras de su asesor.

Gibson, adicionalmente, denunció a la escuela por ser un “entorno inseguro” y recibió una indemnización de 1,3 millones de dólares.

Tras casi una década de ser condenado, la inocencia de Banks se pudo comprobar gracias a que Gibson se contactó para ofrecerle disculpas por haberlo acusado falsamente. A través de un chat de Facebook, que hizo viral en Estados Unidos, se pudo demostrar que las acusaciones hacia Banks eran falsas.

Posteriormente, la mujer compartió un video en el que se disculpó por lo ocurrido y confirmó que la violación era mentira. La Corte Superior de Los Ángeles le ordenó que devolviera la cifra de la indemnización y 1,1 millones de dólares en honorarios.

En el 2012, Banks fue absuelto y seguidamente varios equipos de la NFL le ofrecerían trabajar con ellos. Pero su desempeño regular lo llevó a retirarse del deporte profesional y ocupar otros puestos.

Tras varios meses, Brian decidió dejar su trabajo en la NFL y comenzar a dar conferencias sobre su experiencia de vida y a concientizar sobre la gravedad de las falsas acusaciones. Su historia llamó la atención de miles de personas, tanto que en el 2018 se estrenó su película: “Brian Banks, nunca es tarde”, dirigida por Tom Shadyac.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad