Salud y bienestar

¿Qué son las enfermedades tecnológicas y cómo corregirlas?

La exposición prolongada a las pantallas trae consecuencias negativas para la salud

Algunas enfermedades tecnológicas y cómo corregirlas / Mykhailo Lukashuk

La exposición constante a los dispositivos tecnológicos, y el uso frecuente de las plataformas digitales, pueden ocasionar problemas de salud en las personas. Las enfermedades tecnológicas surgieron como consecuencia de la era de interconectividad global. El campo de las telecomunicaciones ha sugerido innumerables ventajas para el desarrollo en diversas áreas. Las personas pueden desde la comodidad de sus casas interactuar en línea con personas del otro lado del mundo. Pero con ello también existe otra cara de la moneda menos favorable.

El internet, la era digital y las los modos de vida de internautas pueden acarrear complicaciones médicas de las que poco se habla. Durante el confinamiento, por la pandemia de COVID-19, las relaciones humanas, a través de las redes sociales y plataformas cibernéticas, empezaron a tener mayor auge.  Pero con ello también surgieron las molestias de salud, que de manera silenciosa también iban ganando espacio en la vida de las personas interconectadas.

Uno de estos riegos de salud se conoce como vamping, un término asociado a vampire (los cuales permanecen despiertos de noche) y texting (envío de mensajes), esto traduce a que las personas se mantienen activos durante horas nocturnas intercambiando mensajes. Esta práctica a largo plazo trae consecuencias de salud, ya que altera los ciclos de sueño, restando horas de descanso y provocando problemas para dormir.

Otra de las complicaciones que las personas podrían presentar se denomina ningufoneo, este impacta de manera directa a las relaciones sociales fuera de las pantallas. Los usuarios podrían manifestarse molestos ante las personas que los rodean por sentir que interrumpen su navegación. Esto lleva a que las personas ignoren su alrededor y no sean consientes de su entorno por estar inmersos en la web.

Text-Neck, se trata de un malestar cervical derivado de las malas posturas que las personas adoptan frente a las pantallas. Esta podría verse agravada por la necesidad constante de estar en línea conocida como Nomofobia.

Cómo mejorar estas enfermedades

Las tecnologías de la era digital llevan a que de manera inconsciente las personas se hagan dependientes de los dispositivos móviles. Pero cabe mencionar que esta dependencia no es del todo favorable, se debe autorregular el uso de los dispositivos para controlar la aparición de estas enfermedades.

Para poder mantener bajo control el número de horas que estamos conectados se recomienda que se planifiquen con anterioridad los horarios de trabajo. Que se prioricen las tareas más relevantes para evitar las distracciones que genera navegar en la web. Usar cronogramas puede ser una gran alternativa que permita organizar mejor los deberes.

Otra de las recomendaciones es que se lleven a cabo otras actividades diferentes a la exposición al frente de las pantallas. Como, por ejemplo, leer un libro en físico, salir a caminar, cocinar, etc. Distraer la mente mientras la alejamos de los dispositivos nos ayudará a tratar la necesidad constante de estar en línea (Nomofobia).

La actividad física es fundamental para tener un estilo de vida saludable, no solo por los beneficios físicos que trae, sino también los mentales. Realizar ejercicio físico por lo menos 150 minutos a la semana mejorará la capacidad neuronal y con ella elevarán los estados de ánimo positivos. Ayuda a dejar de lado la dependencia y a ojear las redes sociales, mientras favorece al organismo.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad