Corrupción

Prende el ventilador Kelly Eslava, expareja del exmagistrado Vargas

La abogada es la testigo clave de la Fiscalía en el proceso sobre la red de corrupción en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Kelly Eslava en audiencia en la Corte. /

Por primera vez de manera pública, este jueves habló la abogada Kelly Eslava ante la Corte Suprema de Justicia, quien es considerada la testigo clave de la Fiscalía General en el proceso contra el exmagistrado Carlos Vargas Bautista, investigado por supuestamente torcer fallos en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca a cambio de millonarias sumas de dinero.

La audiencia duró más de cinco horas en el despacho del magistrado Ariel Augusto Torres, en donde Eslava reveló detalles de su participación en actos de corrupción de varios procesos judiciales que son investigados en ese Tribunal. Bajo un principio de oportunidad firmado por la Fiscalía, la abogada prendió el ventilador.

En primer lugar, reconoció que fue la pareja sentimental de Vargas desde el 2007 hasta el 2019, una relación clandestina y oculta en el trabajo y la sociedad, tanto que, para comunicarse, usaban diferentes líneas telefónicas cada dos meses.

“A él le debo mucho de lo que aprendí. Se caracterizaba como un gerente en su despacho. No era egoísta con el conocimiento. Generaba lazos de empatía. Construimos un lazo afectivo, de confianza, de apoyo, solidaridad. Él estaba pendiente de mí y yo de él”, aseguró.

Fue suficiente como para entablar una confianza, tanto, que Vargas le empezó a confiar procesos de grueso calibre. Ambos diseñaron la estrategia judicial criminal en 2012 para, por ejemplo, favorecer al empresario Jorge Enrique Cortés Rojas en una demanda de reparación directa contra Acueducto de Bogotá por el predio ‘La Providencia’, en el humedal Jaboque.

Esto a cambio de recibir una tajada del millonario litigio de 64 mil millones de pesos, alrededor del 20%. Reconoció que alteró tres veces el proceso de repartición de la demanda para que el caso quedara en el despacho de Vargas, incluso utilizando nombres falsos e inexistentes. “Salí feliz, me comuniqué con el magistrado Vargas y le dije que quedó hecho”, admitió.

Al final, el fallo resultó a favor de Jorge Cortés para reconocerle el pago de $54.000 millones, mientras que Kelly Eslava, como abogada litigante, recibió más de $12.800 millones. “Los negocios con el magistrado Vargas siempre eran claros en que él piloteaba la cuantificación, el pedido. Pero en cómo se distribuía, nunca hablamos”, señaló.

El modus operandi, según Eslava, de cómo se concretaba los negocios era a través de desayunos o almuerzos que el magistrado Vargas sostenía con los empresarios interesados en que se les favoreciera en las decisiones judiciales. Eslava se convirtió en su mano derecha que le revisa los documentos y obtenía la sesión de los derechos litigiosos.

Pasó con el caso del humedal Jaboque y también con ‘Soporte Vital’, que tenía un contrato con el hospital ‘El Salvador’ de Ubaté para poner en funcionamiento de una unidad neonatal. El problema estuvo en que hubo incumplimientos y el centro médico quería liquidar el proceso contractual.

La función de Kelly fue unificar los cuatro procesos en uno y decretar medidas cautelares para suspender la liquidación del contrato. Después de firmar un principio de oportunidad con la Fiscalía General y convertirse en su testigo clave, Kelly Eslava declaró por primera vez, de manera pública, contra quien en su momento sostuvo años de relación sentimental clandestina. El juicio continuará contra el exmagistrado Vargas, quien goza de la detención domiciliaria.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir