Salud y bienestar

Aborto

¿Qué debe saber una mujer antes de acceder al aborto en Colombia?

Lo más importante antes de tomar esta decisión es estar informada.

Lo más importante antes de tomar esta decisión es informarse adecuadamente. / Getty Images

Con el histórico fallo de la Corte Constitucional que permite a las mujeres acceder al aborto hasta la semana 24 sin tener que argumentar una causal, ahora, la interrupción voluntaria, libre e informada del embarazo (IVE) es una posibilidad en los sistemas de salud públicos y privados, que están en la obligación de garantizar una información oportuna y verídica sobre el procedimiento.

Siendo así, lo primero que debe saber una mujer que busca acceder a la IVE es que, al momento de tomar la decisión, esta debe ser autónoma y estar soportada con suficiente información.

Por ende, deben conocerse los tipos de procedimientos disponibles en Colombia y cuál, quirúrgico o con medicamentos, es la mejor opción para cada caso.

Podría interesarle: En Colombia las mujeres ya podrán acceder a un modelo mixto para el aborto

Al respecto Ana Cristina González, médica, vocera de Causa Justa y fundadora de la Mesa por la Vida y Salud de las Mujeres, menciona: “Hoy en Colombia las prestaciones que se requieren para hacer una interrupción voluntaria del embarazo están incorporadas en el plan de beneficios. Así que no podrían contestarle a una mujer que no hay con qué atenderlas”.

Podría interesarle: ¿Son viables las acciones jurídicas contra la despenalización del aborto?

Otro tema a tener en cuenta son las complicaciones que podrían presentarse durante cada intervención, sobre esto las mujeres deben saber que entre más semanas de gestación tengan se enfrentan a más peligros. Por ello, la atención debe ser rápida, ya que procedimientos, como el aborto con medicamentos, no pueden dilatarse más allá de la semana número 10.

Y el último aspecto sobre el cual hay que hacer algunas aclaraciones, probablemente, es el de la objeción de conciencia; un derecho que tienen los profesionales de la salud como individuos, pero no las instituciones a las que pertenecen.

Es decir, en caso de que el médico sea objetor de conciencia, la institución está obligada a cambiar al paciente de profesional. Pero incluso los objetores no pueden privar a las mujeres de información, debido a que, con la decisión de la corte, esta se convirtió en un derecho.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad