Orden Público

Conflicto Colombia

La inclusión de excombatientes como muestra de fortalecimiento democrático

Desde la redacción de la Constitución hasta los acuerdos con las Farc, la reincorporación de sectores insurgentes ha hecho más representativo al país

Cortesia

Contar con la participación de miembros del M-19, el EPL, el Quintin Lame y el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) en la redacción de la Constitución Política colombiana, hace 30 años, hizo posible que la carta magna representara una mayor cantidad de sectores. El constituyente y exmilitante del M-19, Antonio Navarro Wolff, recordó cómo fue la participación de estos grupos.

"En la Constituyente del 91 hubo dos tipos de representación de antiguos exguerrilleros. El M-19 llegó, por voto popular, en igualdad de condiciones con el resto de constituyentes, producto de un proceso de paz antes de que iniciara la Asamblea. Luego llegaron, sin ser elegidos por voto popular, el EPL, el PRT y el Quintín Lame".

Leer más: Comunes insta a Duque a sostener diálogo por asesinato de excombatientes

Leer más:  JEP acepta a seis soldados que traficaban armas para las exFarc

Hubo cuatro representantes del EPL (dos), del Quintín Lame (1) y del PRT (1), pero no tenían voto, sino solamente voz. Pese a ello, según Navarro, "jugaron un papel muy importante en la Asamblea y nadie se opuso. Eso es lo importante de aquel momento. Nadie dijo que no. Y se les dieron esos cuatro asientos en la Constituyente".

Para el actual copresidente del Partido Verde, ese aporte de los grupos insurgentes fue "algo parecido" a lo que representan en este momento las Farc en el Senado y la Cámara de Representantes. "En realidad, el proceso sí ayudó a consolidar el acuerdo de paz y fue bien recibido. La diferencia en ese momento y el actual es que en esa época nadie se opuso. Todo fue muy bien recibido entre la opinión pública y los partidos políticos".

Sobre la resistencia que se ha tenido con las Farc ahora como movimiento político, el también constituyente y actual senador, Iván Marulanda, consideró que "hay fuerzas importantes del Congreso que no están de acuerdo con el proceso de paz y con que se asignaran esas curules. Para ellos, la presencia de las Farc es espuria.; bien sea porque no fueron elegidos popularmente, o porque no fueron procesados primero por la justicia , ni pagaron ningún tipo de condena".

A pesar de ello, ambos autores de la Constitución coincidieron en que así como, en su momento, la inclusión de grupos desmovilizados representó una pluralización de la democracia, plasmada en la CP, que las Farc haga presencia en el Congreso es un paso importante en el sentido correcto, independientemente de las asignaturas pendientes con la Justicia.

"La presencia de las Farc en el Congreso es un paso adelante en la integración de estas fuerzas a la vida democrática, a la vida civil. Es un avance histórico para el país, en la medida en que esas fuerzas se desmovilizaron, entregaron sus armas y decidieron ejercer su actividad política en el marco de la legalidad. Aportan sus propias visiones, sus propuestas e ideas al debate democrático. Le dan al Congreso un elemento muy importante en su diversidad", sostuvo Marulanda.

Por su parte, Navarro enfatizó en que "lograr el desarme de grupos guerrilleros siempre es bueno para la democracia. Este país tiene que dejar definitivamente atrás el conflicto armado. Si se logra mediante mecanismos como el que se hizo en el 91, o el acuerdo del 2016, bienvenidos. Las Farc están allí, tomando parte en los procesos decisorios, asumiendo responsabilidades políticas dentro del marco de la constitución y la ley. Eso es bueno para Colombia".

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad