Superman

Christopher Reeve: la leyenda viviente de Superman en el cine

El actor marcó un antes y un después en la gran pantalla por su papel del ‘Hombre de Acero’ y los fanáticos de DC Comics lo recuerdan con cariño

Muchos consideran que Christopher Reeve fue el Superman definitivo, el más influyente, espontáneo, carismático y físicamente similar a los trazos del escritor Jerry Siegel y el artista canadiense Joe Shuster en 1933.

¿Quién es Superman?

Superman es un personaje de la editorial Dc Comics, que nació en el planeta Krypton y recibió el nombre de Kal-El al nacer. Cuando era bebé, sus padres, el científico Jor-El, y su esposa Lara Lor-Van, lo enviaron a la Tierra en una pequeña nave espacial, antes que este planeta se destruyera en un cataclismo natural.

Poster de 'Superman' de la editorial DC Comics / Getty Images

Famoso por su traje azul y capa roja con la letra ‘S’ en el pecho, Superman es un símbolo de esperanza para la humanidad con su gran inteligencia, vigor y capacidad de liderazgo.

Inicios de Chistopher Reeve

Christopher D'Olier Reeve nació un 25 de septiembre de 1952 en New York, Estados Unidos. Fue actor, director de cine y activista. Estudió en la Princeton Day School, donde trabajaba de ayudante del director de la orquesta del instituto. Además de cantar en un coro local como barítono y de trabajar desde la adolescencia.

Debutó como actor con quince años en el Williamstown Theatre Festival y en Broadway en 1976, en la obra ‘A Matter of Gravity’ junto a Katharine Hepburn.

Elección como Superman

Como es de conocimiento general, Reeve fue un excelente deportista, gracias a su 1,93 metros de estatura, practicó natación, equitación y otras disciplinas más.

Reeve se enteró de la realización de la cinta de Superman (1978) y terminó consiguiendo el papel por su gran parecido con el personaje de DC Comics. El reparto de la cinta dirigida por Richard Donner, lo completaban Marlon Brando -recordado por interpretar a Vito Corleone en ‘El Padrino’, Gene Hackman como Lex Luthor, y Margot Kidder como Lois Lane, el eterno amor del personaje.

El director Richard Donner quería un actor desconocido en la gran pantalla y parecido al personaje físicamente, y Reeve cumplía con esos requisitos.

Superman (1978)

Con el lema “Creerás que un hombre puede volar", la cinta fue un completo éxito y la banda sonora de John Williams dejó deleitados a los críticos porque transmitía as mismas sensaciones que al momento de pasar las páginas de las historietas.

Lo cierto que es varios actores han encarnado al 'Hombre de Acero', pero Reeve tenía algo diferente. Juntó a la perfección el sentido del humor, la ingenuidad, y hasta la timidez que el mismo personaje reflejaba en los cómics. Además de los valores como la justicia y la humanidad.

Superman (1978) fue tan exitosa que Reeve -convertido en una estrella mundial-, terminó rodando otras tres secuelas: Superman II, en 1980, Superman III, en 1983, y Superman IV, en 1987, sin embargo no fueron tan exitosas como la primera entrega.

Accidente

El 27 de mayo de 1995 la vida del actor cambió para siempre por cuenta de una caída que sufrió durante un concurso de equitación con salto de obstáculos en Culppeper, Viriginia, ocasionándole una fractura de dos vértebras cervicales y la división de la médula espinal.

Reeve perdió la movilidad total de su cuerpo, y permaneció en silla de ruedas, con respiración asistida hasta el día de su muerte.

En sus últimos años logró mejorar su calidad de vida con algo de sensibilidad en las piernas y recuperando el movimiento de un dedo.

El 10 de octubre de 2004, un medicamento le generó una reacción alérgica, sufrió un ataque cardiaco y entró en coma. Horas más tarde falleció con tan solo 52 años.

Legado

A pesar de su discapacidad, Christopher Reeve siguió muy fuerte gracias al apoyo de su esposa Dana Reeve, que abandonó su carrera para apoyarlo. Juntos fundaron la Christopher & Reeve Fundation para el estudio de la parálisis y el cultivo de las células embrionarias llamadas células madre.

Reeve también fue nominado al Globo de Oro, trabajó con la UNESCO, y lograron junto a un programa de becas más de $16 millones de dólares para organizaciones que ayudan a las personas que vivían con la misma condición del actor.

Igualmente siguió trabajando como actor y director en la popular serie 'Smallville' y en la cinta 'La ventana de en frente'.

Y nada detuvo al auténtico ‘hombre de acero’, su noble corazón siguió trabajando por los que más lo necesitaban hasta su último respiro.

¡Gracias por hacernos creer, Reeve!

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir