Los nuevos retos en la educación superior a dos años del paro estudiantil

A dos años del acuerdo, los retos de la educación superior pública han cambiado debido a los efectos de la pandemia

Han pasado ya dos años desde el paro estudiantil que a finales del año 2018 se presentó debido a la crisis de financiación de la educación pública y su posterior decisión a su desfinanciación y la represión estatal hacia los movimientos estudiantiles del país.

Le puede interesar:

Gobierno responde a críticas por aumentar salario a congresistas

Incremento de 5,12% a congresistas es inequitativo e injusto: Trabajadores

Disminuyó la salida de viajeros en el puente festivo de Pascua

Desde entonces muchas cosas han sucedido en el país, y aquel movimiento estudiantil que se formó hace dos años hoy enfrenta nuevos retos que ha generado los efectos de la pandemia sobre la educación superior.

Con respecto a lo que ha sucedido durante estos dos años, Jennifer Pedraza, dirigente de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior, ve con buenos ojos los frutos del acuerdo que concretaron con el Gobierno Nacional.

Asegura que “el presupuesto de las universidades ha crecido por encima de la inflación, por eso se ha cumplido de los acuerdos. De no ser por estos recursos las afectaciones en las universidades públicas por la pandemia sería mayor

Sin embargo, también resalta que “El gobierno ha incumplido en cuanto a los recursos para la ciencia y la tecnología según lo pactado en 2018”.

La reforma integral de Icetex es el punto en el que más se tienen diferencias, según Pedraza “el Gobierno insiste en desviar recursos de las Universidades Públicas para el Icetex. Son casi 50mil millones de pesos que son desviados, y no resuelven los problemas de la educación superior.”

Con el paro del 2018 se buscó hacerle frente a los artículos 86 y 87 de la ley 30 que congelan los recursos de las universidades públicas. López señala que con el paro de 2018 “se logró hacerles el quite a esos artículos, pero ahora el reto es mantenerlo en el tiempo y no solo hasta 2022 ya que las universidades no tienen como sostenerse.”

El movimiento estudiantil formado en aquel 2018 ha tenido dificultades para la participación activa debido a la pandemia. Muchos estudiantes han tenido que desertar o volver a sus regiones originarias lo cual ha mermado un poco el movimiento.

Por ahora los líderes de estas asociaciones estudiantiles están pendientes de lo que suceda con la reforma tributaria que el Gobierno plantea para el próximo año, una discusión en la que planean participar activamente.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir