Liga Santander

Barcelona venció con lo justo al Athletic Bilbao y no renuncia a la Liga

El equipo dirigido por Quique Setién asumió el liderato parcial en la fecha 31 del campeonato.

Un gol de Ivan Rakitic en el minuto 71 dio la victoria al Barcelona ante el Athletic Club (1-0) y mantiene a los azulgranas con opciones de revalidar el título de LaLiga Santander, competición que vuelve a liderar a la espera de lo que haga este miércoles el Real Madrid contra el Mallorca.

Salió mejor el Athletic, que solo conocía la victoria esta temporada ante los azulgranas, a los que ya ganó dos veces en San Mamés: en la Liga y en la Copa. Y que, hasta esta noche, tampoco sabía lo que era perder en la "nueva normalidad" de la competición.

Nada más empezar, Ter Stegen tuvo que intervenir para evitar que acabara en gol un centro peligroso de Unai López. Lo probó Balenziaga desde la frontal, Iñaki Williams remató desviado en una contra visitante y Yerai conectó alto un cabezazo a otro centro de Unai López. Los anfitriones tenían la posesión pero no inquietaban a un Athletic bien ordenado.

Barcelona no puso a prueba a Unai Simón en toda la primera mitad. Un tiro demasiado cruzado de Luis Suárez antes al cuarto de hora y un disparo que Messi envió, quizá de pura rabia e impotencia, al quinto anfiteatro del estadio al filo del descanso fue todo el caudal ofensivo del cuadro catalán.

En el segundo tiempo, Setién decidió por fin mover el banquillo e inyectó algo de energía y dinamismo al equipo, primero con Riqui Puig y luego con Ansu Fati. El joven punta hispano-guineano, que relevó a Griezmann, tuvo la primer nada más entrar: un remate de cabeza que se marchó por encima de larguero.

Quedaban veinticinco minutos para el final y el Barcelona se fue por el partido. Lo hizo con escasa lucidez, poca inspiración y aún menos acierto, pero al menos con más deseo que su rival. Y el 1-0 llegó casi por inercia.

Un ataque local mal rematado por Arturo Vidal y que Messi no subo resolver en el rechace acabó en las botas de Rakitic que, rompiendo desde la segunda línea, fusilaba desde el área pequeña a Unai Simon.

Un eslalon clásico de Messi, de esos en los que se perfila con la zurda para buscar la portería rival, se marchaba muy cerca del palo derecho de la meta del Athletic, poco después de la pausa para la hidratación. Volvió a rozar el segundo en los pies Messi, pero ajustó demasiado una asistencia de Ansu Fati y el argentino no pudo celebrar su gol 700 como profesional.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir