Año nuevo

¿Por qué el 2020 es un año bisiesto?

Conozca por qué a febrero se le adiciona un día.

Cada cuatro años en el calendario gregoriano se adiciona un día para sincronizarlo con el año solar.

En el año bisiesto, el día se agrega a finales de febrero, por lo cual serían 29 días y no 28 como se acostumbra. 

Aunque, el calendario tiene 365 días, en realidad la Tierra tarda un poco más en dar la vuelta alrededor del sol. Exactamente son 365.24 días, es decir, 365 días y 6 horas.

Para evitar alterar el orden que tienen las estaciones, cada cuatro años se suman esas seis horas convirtiéndose en un día.


¿Cuál es su origen?

Todo se dio en la época romana gracias a Julio Cesar, quién decidió agregar un día extra con la creación del calendario juliano. Sin embargo, este calendario no seguía la regla del año divisible por 400.

¿Cuál es esta regla?

Esta norma se aplica a cada año que sea divisible por cuatro y solo en años del siglo que se divida en partes iguales por 400.

Teniendo en cuenta lo anterior, los años 800, 1200 y 2000 fueron años bisiestos. Sin embargo, 1700, 1800 y 1900 no tuvieron el 29 de febrero, a pesar de ser divisibes por cuatro, no lo son por 400.

¿Qué pasaría si no existiera el año bisiesto?

Si no se le añadiera un día más al año, las estaciones se descontrolarían, por lo que el invierno podría comenzar en noviembre. Por ejemplo, si no se aplicara el año bisiesto al 2020 para el año 2425 primavera empezaría en junio, verano en septiembre, invierno en marzo y otoño en diciembre.

Cargando