¿Existe la crisis de la mediana edad? Según científico sería a los 47 años

Un investigador en el Reino Unido afirmó que la curva de la felicidad y determinó que esa edad es cuando menos satisfacción existe.

()

El profesor y economista del Dartmouth College, David Blanchfower, llevó a cabo un estudio en el que se pregunta si la vida tiene curva o dinámica de “U” en todos los lugares del mundo. Con eso quiere decir que hay puntos altos de felicidad y bienestar mientras hay una edad en la que todo eso disminuye y crece la insatisfacción.

Blanchflower indagó datos de 132 países en los que investigó sus indicadores de bienestar, educación, trabajo, relaciones y otros que ayudan a determinar los modos de vida, tanto en países desarrollados como en los que están en vía de desarrollo.

En su reporte, publicado en el National Bureau of Economic Research, determinó que sí existe esa curva de “U” en las naciones investigadas, en las que la vida transcurre con cierta satisfacción hasta llegar a determinada edad.

El investigador dice que el punto máximo de insatisfacción en los países en desarrollo es a los 48 años. Mientras en los países desarrollados, y en general en los que están a ambos lados del Atlántico en Europa y América, la insatisfacción llega a los 47 años. Ese sentimiento, dice que se da sin importar en dónde se encuentran o cómo es su estado de salud.

Explica que, por ejemplo, a esas edades la curva de los países europeos llega al punto más alto al analizar la posibilidad de tomar antidepresivos.

En el estudio, sin embargo, aclara cómo es la forma de la curva y dice que con el paso del tiempo, y a los pocos años, se vuelve a recuperar la actitud hacia la vida y regresa la satisfacción. Agrega que los niveles de alegría más altos se encuentran en la edad de los 20 años y también en los 70 años de edad.

Esto en la cultura popular se conoce como la “crisis de la mediana edad” y algunas interpretaciones del estudio han señalado que esa experiencia sí existe. Aunque el científico no le dio esa connotación, da a entender que sentirse triste o aburrido en la mitad de la vida no es precisamente un mito.

Cargando