“Un país sin quemas” por la protección de nuestro territorio

Ana María Gómez de ISA INTERCOLOMBIA, habla sobre la importancia de la campaña “Un país sin quemas”.

Desde hace dos años, en ISA INTERCOLOMBIA venimos trabajando de la mano de Caracol Social para educar e informar a las comunidades de nuestras áreas de influencia y al público en general, sobre los efectos de las quemas, no solamente en las líneas de transmisión sino también en los ecosistemas y el medio ambiente.

Hemos realizado un importante trabajo para prevenir y controlar las quemas en el país mediante campañas radiales, divulgación en medios impresos y relacionamiento directo con las comunidades y autoridades locales.

Aunque estamos concentrando mayores esfuerzos en Tolima, Santander, Cundinamarca y Antioquia, zonas donde se han presentado más quemas, tenemos líneas de transmisión en 354 municipios del país.

A la fecha hemos avanzado mucho, porque las comunidades han sido abiertas y ven los efectos que estas prácticas producen, que tumbar o rozar el terreno, quemar y luego volver a sembrar, afecta al medio ambiente.

Por otra parte, quemar el suelo es una de las prácticas más dañinas que existen. Aunque se creía que después de la quema todo quedaba limpio y listo para sembrar, los agricultores están notando que con el paso de los años y con cada proceso de tumba y quema, el suelo pierde capacidad productiva.

También se afecta la biodiversidad. Asociados al suelo hay muchos animales; insectos, aves, reptiles, mamíferos y la diversidad de plantas que viven en un bosque. Es claro que, al quemar un ecosistema, un cultivo o zona de pastos, esto puede expandirse a un rastrojo o bosque y lastimar o desplazar así a estas especies.

Por ejemplo, una especie como el jaguar, con el que trabajamos desde ISA con nuestro programa “Conexión Jaguar”, se desplaza a buscar otros sitios y termina comiéndose la gallina o el animal doméstico que no se debía comer porque está fuera de su hábitat, ocasionando desequilibrios en el ecosistema.

Aunque hemos visto muchos cambios positivos en los pequeños productores, ganaderos y grandes agricultores, esta es una labor permanente. Con la campaña “Un país sin quemas”, invitamos a toda Colombia a repensar esta práctica, ser más cuidadosos con el suelo, el medio ambiente y al mismo tiempo a que cuidemos juntos la infraestructura eléctrica.

Cargando