Rappi

Rappi responsabiliza a 'rappitenderos' por entregar licor a menores

La compañía señala que los trabajadores deben verificar la edad de los usuarios cuando se entregan este tipo de productos.

Rappi, en un comunicado de prensa, señaló que no es responsabilidad de ellos que menores de edad estén recibiendo licor a través de la aplicación.

También informó a los Rappitenderos “que en caso de recibir una solicitud de licores, la entreguen únicamente a la persona que realizó la orden, una vez se haya identificado como mayor de edad con su documento”.

Y aseveró que de infringir la norma “este hecho constituirá un delito que puede afectarlos como personas naturales y crearía un reporte negativo en su cuenta”.

Así mismo ,señala que tiene varios canales de atención en caso de que esta situación se presente, como contactar a Soporte desde la plataforma para cancelar la orden.

Continuaremos trabajando de la mano de las autoridades, para desarrollar controles de entrega para nuestros usuarios”, concluyó.

Red Papaz denunció a Rappi por la distribución de licor a menores de edad por parte de la plataforma, la Fuerza Pública ordenó a la empresa detener esta situación.

La plataforma Rappi deberá incluir la leyenda “prohíbase la venta de bebidas embriagantes a menores de edad”, en el material de promoción que divulguen. Además de que los rappitenderos tendrán que exigir la cédula al cliente y corroborar la mayoría de edad.

Medida que la organización Red Papaz asegura no es suficiente. Esa respuesta es completamente indignante teniendo en cuenta los antecedentes que hay en ese caso. Nosotros venimos reportando este caso desde el 2016, pero la respuesta de la Policía siempre es exigirle a Rappi unos compromisos, pero pese a eso, tenemos evidencias de que siguen entregando licor a menores edad”, argumentó Angélica María Claro.

Red Papaz afirma que está estudiando la posibilidad de acudir a otras instancias judiciales que le permitan en realidad prohibir esa venta de licor a menores.

Sin embargo, los rappitenderos se defienden asegurando que son precavidos a la hora de entregar estos productos y que las políticas de Rappi son estrictas en este sentido.

“Cuando sale la persona que va a recibir el pedido toca pedirle el documento de identidad para verificar si es mayor de edad o no, si es menor no se le da por ningún motivo el licor. Además, apenas nosotros llegamos nos hacen una inducción y nos dicen que jamás debemos entregarles a los menores de edad ni licor, ni cigarrillos”, aseguraron algunos rappitenderos.

Esta aplicación dejó claro que las personas que pidan estos productos ya sea efectivo o por tarjeta, debe atender el pedido la persona titular de la cuenta, la cual debe ser mayor de edad.

Cargando