Japón volverá a la caza comercial de ballenas

Asegura que puede realizarse de manera sostenible.

Después de 30 años Japón decidió retirarse de la Comisión Ballenera Internacional y volverá a reanudar la caza comercial en julio del 2019.

La decisión ha sido firmemente rechazada por gobiernos alrededor del mundo, como el de Australia, por distintas organizaciones como Green Peace e incluso la ONU alertó que 6 de las 13 especies de ballenas siguen bajo amenaza.

Japón justifica su decisión señalando que la caza de estos animales es parte de su cultura y que debe realizarse de una manera sostenible.

En el pasado, la Comisión acordó una moratoria a la caza comercial en 1986 para permitir la recuperación de las ballenas. Japón asumía que esta medida sería temporal mientras se alcanzaba un acuerdo para determinar una cuota de caza de ballenas sostenible.

No obstante, la moratoria adquirió un carácter casi permanente por lo cual Japón acusó a la Comisión de no tomar en cuenta su objetivo de la caza comercial sostenible y señaló que volverá a la caza en sus aguas territoriales.

Aunque no con fines comerciales, Japón nunca ha dejado de cazar amparándose en una excepción existente con fines científicos. Cada año cazan entre 200 y 1.200 ballenas para el supuesto estudio de los niveles poblacionales de estos animales. La carne de las ballenas utilizadas para estos fines es luego vendida para el consumo.

Sin embargo, la carne de este animal es solo el 0.1% de toda la carne que se vende en el país.

Cargando