'Fragmentos', un piso que se convierte en espacio de arte y memoria

Una obra hecha con 37 toneladas de armas repuestas y entregadas voluntariamente por las Farc.

La ciudad de Bogotá se viste de arte y en esta oportunidad Doris Salcedo, escultora colombiana, quiso mostrar parte de la violencia y la dejación de armas como una obra de arte que recoge la memoria y revierte la relación de poder que en algún momento impusieron las armas en Colombia.

37 toneladas de armas repuestas y entregadas voluntariamente por las Farc permitieron que este obra se llevara a cabo, además, un grupo de mujeres victimas de violencia  sexual ayudaron a forjar una historia que le permite a las personas conocer y llevarse algo de ella. 

Las armas se convirtieron en  1.300 placas metálicas que cubren 800 metros cuadrados de una casa colonial del siglo XIX  en Bogotá, que está adornada por un piso negro que cuenta miles de historias en cada una de las baldosas. 

En medio de una entrevista para el diario El Espectador, Doris Salcedo contó todos los detalles de su nueva obra, la cual permite conservar la memoria histórica de la violencia en Colombia. 

"Es un privilegio para una persona que ha trabajado a partir de los testimonios de las víctimas de violencia. Es realmente extraordinario tener 37 toneladas de armamento inutilizado en un piso que se convierte en espacio de arte y memoria, que se abre para cualquier ciudadano y para que generaciones de artistas, presentes y futuras, sigan elaborando la narrativa del conflicto", dijo Salcedo al diario El Espectador, quien reconstruyó por medio del arte gran parte de la historia del país. 

También, Doris Salcedo se refirió a la belleza de la obra, en la que se negó a hacer un monumento. "Yo creo que el artista tiene que pensar con delicadeza. No se puede glorificar la violencia, hay que criticarla", Dijo Salcedo en medio de la entrevista.

Otro de los puntos esenciales en cada una de las obras de Doris es la recolección de testimonios de las víctimas de la violencia, en donde se convierte en un requisito para cada una de sus creaciones. 

"Hoy siento que es mi mejor obra, porque yo no estoy presente, porque yo no estoy ahí, es una obra ciento por ciento colectiva; surge de la firma de la paz entre el Gobierno y las Farc, ellos me permitieron la construcción, y es colectiva porque las víctimas le dieron forma al metal, no solo yo; es colectiva porque los arquitectos e ingenieros construyeron sobre ella un edificio; y es colectiva porque no es un sitio que hable del pasado solamente, sino que va hacia el futuro", Afirmó a el diario El Espectador. 

Lea También: El arte urbano y el muralismo embellece subestaciones de energía

La obra en cuestión está titulada como 'Fragmentos', la cual busca dar a conocer historias de la violencia en Colombia en su totalidad, no solo unas pocas, quiere mostrar tantas versiones que todos aquellos que visiten el lugar puedan entender, conocer y entrever lo que no es ajeno. 

"Hasta ahora lo que tenemos son fragmentos de paz, no estamos recibiendo una paz completa", afirmó la escultora. 

"El sitio es clave porque lo quería lo más cerca posible el máximo centro del poder político de Colombia, para que no fuera marginal, y el Distrito nos donó este lote de 1.200 metros cuadrados. Es un espacio de arte contemporáneo y tenemos tres salas de exposiciones con unas condiciones óptimas de nivel internacional. Un lugar sublime donde cualquier artista puede presentar su obra con muchísima dignidad. Si la experiencia de la víctima no es narrada de una forma digna y elegante no se humaniza.", Contó Doris al diario El Espectador, quien no dejó pasar por alto que el lugar escogido también cuenta con historia y es perfecto para el desarrollo de la obra. 

Cabe recordar que las Farc entregó 69 toneladas de armas, un hecho que  lastimosamente no pudo ver ningún colombiano porque así lo decidieron  Las Fuerzas Armadas Revolucionarias, quien consideró la entrega como una derrota absoluta. 

"Entonces, es bello que el edifico esté vacío para que las personas entren, vean y sientan que ahí yacen las armas, a ver si los colombianos aprendemos la lección, a ver si aprendemos que sí somos capaces de terminar la guerra a través del diálogo".

Finalmente, Doris Salcedo sigue ultimando detalles de 'Fragmentos', una obra que sin duda alguna marcará un punto importante en la historia de la violencia en Colombia, donde las armas y las víctimas se unieron en un solo escenario que fortalece la paz por medio del arte y el diálogo. 

Cargando