Bolsonaro perjudicaría integración y sería golpe para A. Latina: analista

El resultado no tendría gran impacto en relaciones con Colombia pero sí en crisis de Venezuela.

Elecciones Brasil 2018 /

Desde que se restableció la democracia en América Latina, en los años de 1980 y 1970, los países del continente no han tenido un giro a la derecha extrema como podría ocurrir con una victoria de Jair Bolsonaro en Brasil.

Así lo asegura el analista y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, Mauricio Jaramillo, quien afirma que aunque ha habido gobiernos de derecha, se trata principalmente de “tecnócratas, empresarios, que son modernistas y muy neoliberales pero nunca inscritos en un discurso tan radical ni fundamentalista”.

El analista manifiesta que hasta el momento el continente ha estado protegido de ese discurso, por lo que “sería un golpe muy duro y un retroceso importante” la llegada de Bolsonaro al poder.

Agrega que ese impacto también se sentiría en el ámbito de la integración regional, pues Bolsonaro ha anunciado el retiro de Brasil del Mercosur, lo que “implica pensar en una nueva arquitectura comercial para las relaciones de Brasil con Uruguay, Paraguay y Argentina, así como con el resto de socios”.

También hace referencia al impulso que le dio Brasil a Unasur y a las relaciones de Latinoamérica con continentes como África y el mundo árabe, que podrían verse afectadas con una victoria de Bolsonaro, quien además no continuaría en el bloque BRICS de economía emergentes.

Sobre las relaciones con Colombia, Jaramillo destaca que los países nunca han sido muy cercanos políticamente y Brasil no ha estado presente de forma permanente en la agenda colombiana. Resalta que el gobierno brasileño tiene una política exterior constante, lo que no supondría muchos cambios.

El analista, sin embargo hace una comparación de lo que podrían ser los escenarios y aseguró que para Colombia es más conveniente una victoria de Haddad en cuanto a la crisis de Venezuela y la forma en la que el país se ha visto afectado.

Jaramillo afirma que con Bolsonaro se mantendría la presión, el aislamiento y los enfrentamientos a Nicolás Maduro. Pero dice que por parte de Haddad, aunque no apoyaría ni mostraría simpatía al presidente venezolano, sí habría mayor voluntad de diálogo para desbloquear la situación. “En la medida que pase eso, Colombia sería beneficiada al ser el primer país receptor de esa tragedia de Venezuela”, concluye.

 

 

Cargando