La retirada de Daniel Day-Lewis del cine no será completa

El actor ahora ya jubilado tras el rodaje de 'El hilo invisible' podría seguir ligado al séptimo arte en calidad de productor y guionista.

Daniel Day-Lewis /

La noticia de que el británico Daniel Day-Lewis planeaba retirarse del mundo de la actuación, anunciada por él mismo tras concluir el rodaje de su última película, 'El hilo invisible', provocó una gran conmoción en Hollywood al suponer que perdían a uno de sus artistas más respetados aunque no el más prolífico. 

Sin embargo, el actor -ahora jubilado- no tendría previsto desaparecer por completo de la escena interpretativa, ya que sus planes pasarían por dar el salto a otros campos relacionados con el cine.

"Ha aceptado unas cuantas reuniones sobre distintos proyectos relacionados con la producción", ha asegurado una fuente al periódico New York Post, añadiendo que también existe la posibilidad de que se anime a desarrollar una película basada en sus propios guiones. "Es un gran escritor".

Por el momento, el oscarizado intérprete ya ha sido visto en las oficinas de la distribuidora india A24 Films, responsable de algunos de los filmes más aplaudidos durante esta última temporada de premios como 'Lady Bird' o 'The Disaster Artist', lo que no habría hecho más que avivar esos rumores sobre su nueva faceta profesional. Pese a las apariencias, Daniel Day-Lewis no estaría dando más que los primeros pasos para comenzar un nuevo capítulo dentro del séptimo arte.

"Está tratando de ayudar a un amigo a conseguir financiación y producir una película", matiza un informante desde la compañía.

Los motivos que habrían llevado al protagonista de 'There Will Be Blood' y 'Gángsters de Nueva York' a dar por terminada su trayectoria frente a las cámaras sería su desencanto con la profesión que le enamoró por primera vez a los 12 años y por la que poco a poco ha ido perdiendo el interés en favor de "explorar el mundo de formas diferentes".

En respuesta, optó por emitir un comunicado público compartiendo su decisión de retirarse para evitar que una nueva oferta consiguiera hacerle cambiar de opinión y "arrastrarle" una vez más al redil.

Cargando