Conectados con el Deporte

La nueva vida de Cancellara: triatleta y alejado del ciclismo

El exciclista suizo, tetracampeón mundial y bicampeón olímpico, debutó a comienzos de septiembre en triatlón. No quiere ser "ni entrenador ni director deportivo".

@f_cancellara

Fabian Cancellara es historia del ciclismo. Uno de los mejores corredores contra el crono que se recuerdan, si no el mejor. Cuatro mundiales y dos medallas de oro olímpicas lucen en su palmarés, por no hablar de sus éxitos en el Tour de Francia, Vuelta a España o la París-Roubaix. Un ciclista que dejó huella. Pero, desde que a finales del año pasado decidiera poner fin a su carrera deportiva, poco sabíamos de él. Alguna colaboración en algún medio y poco más. Desapareció del mapa. Por suerte, tenemos noticias de Espartaco.

Al suizo, de 36 años, le ha entrado el gusanillo por el triatlón. A comienzos de septiembre, debutó en las TriStar Series y, ya a finales de mes, hizo su aparición en el Triatlón de Gavá. Un deporte totalmente nuevo para él, sobre todo la parte a nado, en la que tuvo que ponerse las pilas para poder participar. El 122 fue su posición al finalizar la prueba santanderina. Obviamente, el resultado deportivo fue lo de menos. No iba a por la victoria. Cancellara tenía un papel más importante: ser el embajador de la empresa Adecco, y su implicación fue máxima. Le plantearon solo acudir a la prueba, pero decidió vivir el proceso desde dentro: fue al stage y se preparó como uno más. Una muestra de humildad.

"Es una experiencia que me ha gustado, volvería a repetir. Pero tengo que prepararme mejor, estoy algo fuera de forma", declaró al finalizar en tono de broma. Unos días antes, en una entrevista concedida a El Mundo, el helvético habló de su futuro más inmediato: "No quiero ser director técnico de un equipo ciclista o entrenador. Ese no es Fabian. No me gusta. Pero como deseo seguir vinculado al mundo del deporte, he estudiado un máster de Sport Management en la Universidad de San Gal".

Un tipo que hemos visto volar sobre el asfalto, dominar la especialidad contra el crono y que no sabe muy bien qué le depara el futuro. Se prepara -eso sí- para lo que viene. Está hecho para los despachos, eso dicen los que más le conocen. El ciclismo se lo ha dado todo, el deporte se lo ha dado todo. Y, a buen seguro, pronto le veremos vinculado a algún proyecto. Así es el nuevo Fabian Cancellara.

Cargando