Establecer un salario mínimo por regiones es un planteamiento del Banco de la República

De acuerdo con el informe el actual modelo que opera en el país afecta la informalidad laboral.

Un nuevo debate se plantea en el país a pocas semanas de comenzar en infirme la discusión del incremento del salario mínimo para el 2018, teniendo en cuenta que un estudio realizado para el Banco de la República plantea un salario mínimo diferencial por regiones.

En el estudio se presenta evidencia de que el salario mínimo en relación con el salario correspondiente afecta el tamaño del sector informal en las áreas urbanas en Colombia.

“Dicho efecto se observa en promedio en todas las áreas urbanas. Sin embargo, cuando se analizan las ciudades individualmente, se encuentra que es el efecto del salario mínimo relativo es diferencial; por ejemplo, en Barranquilla es muy bajo mientras que en Popayán, Villavicencio y Neiva es muy alto. Por ello, en estas últimas, más que en otras, parece haber una gran desconexión entre la productividad de la mano de obra menos capacitada y el salario mínimo”, señala el análisis.

Ante esta situación se plantea la posibilidad de establecer un salario mínimo diferencial por regiones, y así poder reducir la alta informalidad que se presenta en algunas zonas del país.

“Se hace manifiesta la oportunidad de tener salarios mínimos regionales, dada la disparidad de la productividad de la mano de obra. Tener un salario mínimo para todo el país con el propósito de mitigar la desigualdad puede dificultar esta tarea, si no se tienen en cuenta los niveles de productividad y otras características de cada región. En este sentido, el documento presenta en la última sección, dos posibles alternativas para introducir un salario mínimo por regiones clasificándolas en cuatro grupos o zonas”, establece el documento.

Cargando