Gobierno prepara regulación para potenciar señal celular sin afectar salud

En el proyecto se está determinando las distancias que debe haber entre las torres y lugares de concentración de la población, como hospitales, colegios, entre otros.

La Agencia Nacional del Espectro (ANE) hizo público el borrador del proyecto de regulación que les permitiráa los operadores de comunicaciones móviles instalar mayor infraestructura para mejorar la calidad y el cubrimiento del servicio, sin afectar la salud de los usuarios que se encuentren cerca de los equipos.

Para esclarecer los efectos dañinos que se generan por la cercanía de los humanos a los equipos potenciadores se contempla un nuevo sistema de medición del impacto de la exposición de campos electromagnéticos, dando respuesta a las sentencias de la Corte Constitucional que en el pasado instaban al Ministerio TIC a analizar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y otros Organismos Internacionales.

Según la ANE, el monitoreo de campos electromagnéticos no debe hacerse bajo la métrica de distancia entre las torres de celular y las viviendas, hospitales o colegios, sino a partir de los niveles de potencia de esa infraestructura.

Es común escuchar a cientos de personas afirmando que la cercanía con estas instalaciones han afectado su salud, sin embargo, en estudios propios, se ha demostrado que es la potencia de la señal lo que se debe controlar a niveles técnicos apropiados, los cuales no generan impacto en la salud humana.

Para ejemplificar cómo se puede controlar el impacto del espectro electromagnético en la salud Martha Liliana Suárez, directora general de la ANE, aclaró “no hay que gritar para que la persona reciba el mensaje, pero si esa persona se aleja, es necesario alzar la voz para que escuche lo que le queremos decir; eso es exactamente lo que pasa cuando hay pocas antenas, entre más cerca de los celulares estén las antenas de las radiobases, menor será el nivel de exposición promedio a campos electromagnéticos.”

Cabe mencionar que el sistema de monitoreo de la ANE, ha tomado más de 27 millones de mediciones en los que se evidencia que los niveles de exposición a campos son muy inferiores a los límites establecidos y por lo tanto indican que no hay posibles efectos adversos.

En el documento conocido también se detalla lo referente a la regulación sobre las distancias que debe haber entre las torres y lugares de concentración de la población, como hospitales, colegios, entre otros, función que debe efectuar la ANE, de acuerdo con el PND.

Cargando