Amanece sin servicio de transporte masivo la ciudad de Pereira

Por falta de pago, los conductores entraron en paro afectando a más de 100.000 personas.

Son 60 vehículos alimentadores y por lo menos 13 articulados los que no salieron esta mañana a hacer sus rutas normales. Más de 200 conductores que decidieron un cese de actividades anoche a última hora, ante el incumplimiento en la totalidad del pago de sus sueldos y otras prestaciones sociales. "Ayer les pagaron el 80 por ciento porque habían amenazado con paro, y a pesar de que la orden del sindicato de conductores era permanecer en normalidad, hasta al sindicato se le revelaron", dijo Luis Eduardo Marín Muñoz, vicepresidente del sindicato de conductores de Promasivo, quien aseguró que les deben solamente la quincena del 15 al 30 de mayo y algunas cesantías

Son entonces unos 100.000 usuarios del sistema de transporte masivo que esta mañana están trasladándose a pie, en taxi, en carro pagando de a dos mil pesos por cupo y en busetas del transporte público, desde la ciudadela Cuba y todos los barrios del sur occidente de Pereira hacia el centro. "En la cuenca Cuba solamente están funcionando las rutas uno y dos, que son las que maneja Integra, el otro operador. La ruta tres que es la principal, está quieta y todos los vehículos que vienen de los barrios, los alimentadores están sin funcionamiento", dijo Jorge Alexis Mejía, gerente de Megabus, quien confirmó que los vehículos que trasladan usuarios desde Dosquebradas si están funcionando. Según las directivas del Área Metropolitana Centro Occidente -AMCO-, en cabeza de Juan Carlos Valencia, "ya se sacó un decreto que permite la libertad de rutas en la cuenca de Cuba donde hoy hay problemas de movilidad de pasajeros, lo que significa que las empresas transportadoras que tienen buses auxiliares, van a dedicarse al sur occidente de Pereira para cubrir la falta de buses de Promasivo hasta que se extienda el paro"

El que adeuda a sus empleados es Promasivo, cuyo propietario Álvaro López también dueño del Deportivo Pereira, hace algunos días en Caracol Radio había confesado estar al borde de la quiebra. "Los conductores estamos cansados de cargar con el peso de esa situación económica, cada 15 días se nos atrasan en el pago durante ocho días y así no se puede trabajar", manifestaron quienes se unieron al paro.

Cargando