Colombianos exigen la suspensión de la cacería de ballenas en Japón

Los animalistas colombianos pretenden que el país asiático detenga la cacería de ballenas con fines "científicos" en las aguas del Antártico. La matanza de tiburones en la Isla Malpelo por parte de pescadores ilegales fue otro motivo de protesta.

Con la programación de una movilización frente a la Embajada de Japón en Bogotá, los animalistas colombianos pretenden que el país asiático detenga la cacería de ballenas con fines "científicos" en las aguas del Antártico. Así mismo, la matanza de tiburones en la Isla Malpelo por parte de pescadores ilegales fue otro motivo de protesta

"La ballena jorobada es nuestra ballena colombiana. 10% no regresarán a nuestras aguas. Serán cazadas por Japón". Así reza una de las imágenes con las que, a través de las redes sociales, las personas y organizaciones defensoras del bienestar animal programaron un plantón este viernes 14 entre 3:00 y 5:30 pm en la Carrera 7 con Calle 71, al frente de la embajada de Japón

Los ecologistas, entre otros puntos, manifiestan que la matanza no genera ningún resultado para la ciencia que no pueda obtenerse mediante metodologías no letales y que, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una cuarta parte del total de las especies de cetáceos se considera amenazada y, por tanto, hay que proteger estos animales. La defensa del bipatrimonio del planeta y de la importancia de estos seres vivos en el ecosistema son las razones del plantón que se ha programado

El pasado 4 de octubre, Japón anunció la reanudación de su "caza científica" de ballenas en el Antártico en el verano austral, la cual se había suspendido en febrero por los enfrentamientos con ecologistas. El anuncio ha generado problemas con países como Australia, el cual ya había interpuesto una demanda contra Japón en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la caza de cetáceos, y como Nueva Zelanda, que condenó la decisión del Gobierno japonés y advirtió que la medida dificultaría "la continuidad del proceso diplomático"

Según EFE, "Japón, Islandia y Noruega son los únicos países del mundo que se dedican a la caza de ballenas, una práctica que Tokio defiende como una tradición cultural milenaria que abandonó en 1986 a consecuencia de una moratoria y después retomó un año después con el supuesto objetivo de investigar el modo de vida y contenido de los estómagos de los mamíferos"

La organización de esta manifestación está a cargo de "Alto, Plataforma Animalista", a a través de https://www.facebook.com/event.php?eid=258780567498622

Cargando