La Consejeria de medio ambiente en España elabora un plan para favorecer la presencia de los anfibios

La Consejería de Medio Ambiente de España, elabora un plan de creación y acondicionamiento de puntos de agua para favorecer las condiciones de vida de los anfibios.

a consejera de Medio Ambiente, Aránzazu Vallejo, ha presentado hoy este documento, elaborado por la Dirección General de Medio Natural con motivo de la celebración, mañana, del Día Mundial de los Humedales, creado hace cuarenta años para reivindicar la importantísima función ecológica de los ecosistemas acuáticos

En La Rioja existen 10 especies de anfibios: dos tritones y ocho especies, entre ranas y sapos, que representan algo más de una tercera parte de la fauna anfibia peninsular, formada por 29 especies

El plan tiene una vigencia de seis años y actuará preferentemente sobre el tritón jaspeado, sapo partero común, sapillo pintojo ibérico, sapo de espuelas, sapo corredor y ranita de San Antonio

El documento se estructura en dos grandes ejes de intervención, uno de carácter territorial y otro de carácter social, con diversas acciones concretas

En el primero, se incluye el estudio de la situación actual de las poblaciones riojanas y la elaboración de un inventario de pequeños puntos de agua de interés para la vida de los anfibios y la biodiversidad general, que servirá de herramienta de planificación básica para el resto de actuaciones

Otra medida es la creación de nuevas charcas, valladas y señalizadas si fuera necesario, que puedan ser colonizadas por los anfibios y el resto de especies de flora y fauna asociadas a estos hidrosistemas

También está previsto actuar sobre los depósitos de extinción de incendios que constituyen, en muchos casos, los únicos puntos de agua aptos para la reproducción de los anfibios forestales

En este sentido, el plan propone dotarlos de rampas que impidan el ahogamiento de los anfibios, y construir en sus cercanías pequeños bebederos con las aguas sobrantes que sirvan para éstas y otras especies de fauna silvestre

Respecto a las medidas sociales, el plan propone acciones dirigidas a concienciar a la población local sobre la importancia de las charcas y pequeñas masas de agua para muchas especies de fauna y flora amenazada

Asimismo, incentivará a los propietarios de charcas o balsas de riego con subvenciones para que se involucren en la gestión respetuosa con el medio ambiente de estos espacios

Al igual que en España y Europa, los anfibios son el grupo de vertebrados con menor número de especies, y sus efectivos poblacionales se han mermado en los últimos años, ha informado Vallejo

La razón de su delicada situación está en su peculiar forma de vida, entre el medio terrestre y el acuático, que les hace especialmente vulnerables a todo tipo de alteraciones medioambientales, ha informado la consejera

De hecho, el aumento o disminución de sus poblaciones es fiel indicador de la salud ambiental y del grado de conservación de un determinado medio

En La Rioja, la desaparición o deterioro de charcas, acequias, pozas y otro tipo de zonas húmedas, que son el hogar, refugio y zona de cría de los anfibios, es la principal razón del descenso de sus poblaciones

A ello, se añaden aspectos como la contaminación de las aguas, el desarrollo urbanístico y de infraestructuras, o la agricultura intensiva que ha traído consigo el uso de fitosanitarios y contaminantes químicos, la concentración parcelaria y la desaparición de riberas y ribazos

En este contexto, la Consejería ha decidido favorecer la conservación y mejora de las poblaciones de anfibios mediante el acondicionamiento o creación de medios acuáticos en los que puedan reproducirse, criar y completar su ciclo vital

En la actualidad, se estima que en La Rioja existen más de 400 charcas de pequeña superficie y profundidad

La mayoría son balsas de riego y abrevaderos particulares que se han construido en las últimas décadas para el manejo del agua, la agricultura de regadío y las actividades ganaderas, y que suponen enclaves potenciales de cría de batracios.

Cargando