Miembros del Ejército ordenaron matar a dos niños en masacre de San José de Apartadó, dicen ex paramilitares

Ségún la versión de los ex paramilitares, luego de la masacre un capitán del ejército entregó 2 niños a los paramilitares, y pidió que los mataran para que "no quedaran sicosiados"

A pocas horas de iniciarse en Medellín el juicio contra un coronel y otros nueve integrantes del Ejército involucrados en la matanza de ocho personas en la comunidad de paz de San José de Apartadó, Antioquia, en febrero de 2005, se conocieron las declaraciones de tres ex integrantes de las autodefensas que relatan la forma dolorosa en la que al parecer, un capitán del Ejército, ordenó asesinar a dos menores de edad para evitar que hubiera testigos de la masacre

Caracol Radio tuvo acceso a la declaración hecha ante la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía por parte del ex integrante del bloque Héroes de Tolová de las autodefensas, Henry De Jesús Palomino, quien dijo que definitivamente la masacre de San José de Apartadó fue cometida por un comando conjunto de militares adscritos a la Brigada 17 y un grupo de paramilitares

Palomino dijo textualmente que el 21 de febrero de 2005, cuando se cometió la masacre, “los paracos iban adelante y el Ejército iba atrás”, asegurando la zona desde un cerro cercano

“Iban 60 paracos y se cogieron a los tres civiles y se les obligó a decir dónde estaba la guerrilla, se trataban de ahogar para que hablaran y no querían decir nada, en últimas una muchacha dijo que ellos sí venían escoltados por la guerrilla. Las tres personas, civiles, fueron asesinadas allí mismo por el comandante JL, a machete”, dijo el ex paramilitar

Henry Palomino dijo ante la Fiscalía que luego de la masacre "solo sobrevivieron dos niños como de 3 o 4 años, llorando al ver a sus padres muertos, que luego fueron cogidos por las autodefensas y entregados a los soldados. Luego vino un comandante del Ejército, no recuerdo su nombre, y le entregó los dos niños a los paracos y le dijo a un comandante de los paracos llamado “Pirulo” que matara a los niños que después iban a quedar sicosiados”

Posteriormente, los niños fueron asesinados por dos reclutas de las autodefensas, que según dijo el ex paramilitar Henry Palomino, se enloquecieron después de haber cometido el crimen

Por su parte, el ex integrante de las autodefensas Francisco Javier Galindo Martínez dijo en indagatoria a la Fiscalía hace pocas semanas que el capitán del Ejército Guillermo Gordillo, fue quien ordenó degollar a los dos menores de edad que habían sobrevivido a la matanza

Galindo afirmó que “Gordillo mandó ejecutar a los niños porque esos niños más tarde iban a causar problemas, nosotros estábamos aquí atrás cuando él dio la orden, nosotros escuchamos por radio, nosotros estábamos atrás en la tropa”

Otro ex paramilitar, Rober Darío Muñoz, dijo ante la Fiscalía que incluso él, ante la inminencia del asesinato de los dos menores de edad le dijo a los integrantes del Ejército que participaron en el operativo conjunto con las autodefensas, que él mismo se encargaría de su custodia o de entregarlos a otra familia o al gobierno

“Incluso yo fui uno de los que les propuse que yo me hacía cargo de los niños, y que si querían me devolvía y al menos buscáramos una casa civil donde pudiéramos dejarlos o entregarlos al gobierno a una familia o algo, el señor del Ejército le dijo a otro comandante que no lo podía aceptar porque la niña estaba grandecita y ella se daba cuenta de lo que estaba pasando”, relató ante la Fiscalía Muñoz

Las declaraciones de los tres ex paramilitares y el testimonio de otros ex integrantes del bloque Héroes de Tolová de las autodefensas serán cruciales para definir si la justicia condena a los 10 militares procesados por la masacre de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó

De acuerdo con las investigaciones adelantadas por un fiscal de Derechos Humanos, los acusados son supuestos responsables, en calidad de coautores, de homicidio en persona protegida, actos de barbarie y concierto para delinquir. Los enjuiciados son el teniente coronel Orlando Espinoza Beltrán, el mayor José Fernando Castaño López y los tenientes Alejandro Jaramillo Giraldo y Edgar García Estupiñán. También fueron llamados a juicio los suboficiales Ángel María Padilla Petro, Zabarain Cruz Reina, Henry Agudelo, Guasamayán Ortega, Ricardo Bastidas Candia y Darío José Brago Agámez.

Cargando