Condenado “El Alacrán” por masacre de Trujillo

Luego de 20 años de la masacre de Trujillo, en donde fueron asesinadas y desaparecidas 342 personas entre 1986 y 1994, fue condenado a 30 años alias “El Alacrán”.

Luego de 20 años de la masacre de Trujillo, al norte del departamento del Valle del Cauca, en donde fueron asesinadas y desaparecidas 342 personas entre 1986 y 1994, varios de los familiares de estas víctimas, recibieron con satisfacción y beneplácito la condena a 30 años de prisión del narcotraficante Henry Loiza Ceballos, alias “El Alacrán”, por el delito de homicidio agravado en concurso homogéneo. La medida, que fue tomada en primera instancia por el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Tuluá, tiene que ver con un doble homicidio cometido en el municipio de Trujillo el 5 de mayo de 1991 en la vía que comunica los municipios de Trujillo y Riofrío. Allí fueron asesinados Daniel Arcila Cardona, el principal testigo de la Masacre de Trujillo, y Mauricio Castañeda Giraldo. La sentencia será notificada en las próximas horas al procesado, a su defensor, Fernando Artavia Lizarazo; al representante de las víctimas, abogado, Eduardo Carreño Wilches; a la Fiscalía y al Ministerio Público

Trujillo, uno de los 42 municipios del departamento del Valle del Cauca, ubicado al noroccidente de la Cordillera Occidental colombiana y a 116 kilómetros de la ciudad de Cali, es producto de la colonización antioqueña de principios del siglo XX

Trujillo, en donde predomina el cultivo del Café, desde el 9 de abril de 1948 hasta enero de 1980, se vio envuelto en una lucha por el poder político local que ocasionó la muerte de cientos de pobladores

Esa época termina con la muerte del líder conservador Leonardo Espinosa, que posteriormente es inmortalizado en la novela del escritor y periodista Gustavo Álvarez Gardeazábal: El Último Gamonal

Pero es entre los años 1986 y 1994 donde el Municipio de Trujillo, conjuntamente con las poblaciones de Bolívar y Riofrío, ubicados también la Norte del Valle del Cauca, viven una larga cadena de crímenes de manera extrema, brutal y sanguinaria, que hoy es conocida como la “Masacre de Trujillo”

Allí, 342 personas son víctimas de homicidio, tortura, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas, en donde se ven involucrados actores como la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, ELN, los carteles de la droga, los grupos de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, la Policía y el Ejército de Colombia

El homicidio del sacerdote del Municipio de Trujillo, Tiberio Fernández Mafla, la desaparición de sus acompañantes, las desapariciones de la Vereda La Sonora y de los ebanistas, ocurridas entre marzo y abril de 1990, marcan el clímax de la “Masacre de Trujillo”, por la crueldad extrema como se cometieron

Cargando