Gobierno chileno investiga supuestos lazos de las FARC con grupos mapuches violentos

El Gobierno chileno confirmó hoy que investiga presuntos lazos entre miembros de las FARC y grupos violentos de indígenas mapuches.

El Gobierno chileno confirmó hoy que investiga presuntos lazos entre miembros de las FARC y grupos violentos de indígenas mapuches. El portavoz de Gobierno, Francisco Vidal, hizo la confirmación al criticar al senador del partido derechista Renovación Nacional Alberto Espina por supuestamente filtrar a la prensa los datos. "Esta información la tenían tres personas: el fiscal nacional (Sabas Chahuán), el director de la Agencia Nacional de Inteligencia (Gustavo Villalobos) y el senador Espina (...) y la convicción del Gobierno es que no la publicó el fiscal nacional, y menos el director de Inteligencia", dijo Vidal. "Haber colocado eso en un diario es una irresponsabilidad, atenta contra el objetivo del Gobierno (...) y es el peor servicio a la causa principal, que es la seguridad del Estado", afirmó el ministro portavoz. Según informa este lunes el diario "La Tercera", la indagación sobre los posibles nexos entre el grupo guerrillero colombiano y los mapuches se basa en un informe entregado hace un mes por el senador de Renovación Nacional a la Agencia Nacional de Inteligencia. Dicho informe, al parecer, contiene el intercambio de correos electrónicos entre el portavoz internacional de las FARC, "Raúl Reyes", muerto el pasado 1 de marzo en Ecuador, y un contacto en Chile apodado "Roque". El enlace le pide a "Reyes" en un correo electrónico que las FARC entrenen a grupos mapuches en conflicto con el Estado chileno. En el documento también se menciona a dirigentes del Partido Comunista, del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR ) e incluso a un funcionario de rango menor. El ministro Vidal enfatizó que el Gobierno está decidido a erradicar de raíz cualquier atisbo de violencia, "no del pueblo mapuche, que es mayoritariamente pacífico", sino de grupos radicalizados, puntualizó. "Seguiremos trabajando a pesar de que la gente colocó en el diario lo que debería estar en alguna oficina policial o de inteligencia", anunció Vidal. En tanto, el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, restó importancia a las supuestas revelaciones de nexos entre las FARC y grupos indígenas violentos. "Tenemos toda la información que estimamos pertinente, pero no hay que exagerar en este sentido; ha habido contactos, viajes, pero no hay ningún nexo importante", aseguró. Por su parte, el senador Alberto Espina, en declaraciones a Radio Cooperativa, dijo hoy que las acusaciones en su contra son "infundadas", ya que fue él quien entregó los datos al propio fiscal nacional en una reunión privada, y rechazó haberlos filtrado a la prensa. Espina recalcó que el portavoz gubernamental tiene que explicarle al país si ha hecho alguna investigación dentro de su ministerio, porque hay un funcionario que es citado en el informe y que eventualmente podría estar vinculado en los hechos.

Cargando