Aterriza de emergencia avión de pasajeros por orificio en fuselaje

350 pasajeros de un Boeing 747 han vivido un auténtico infierno mientras el piloto del avión se veía obligado a realizar un aterrizaje forzoso debido a un boquete en el fuselaje

350 pasajeros de un Boeing 747 se vieron obligados a vivir un aterrizaje imprevisto en Manila dos horas después de que el avión despegara de Hong Kong en dirección a Melbourne debido a un boquete en el fuselaje que causó la descompresión en la cabina. La maniobra que realizó el piloto para salvar el aparato hizo saltar las mascarillas de aire de los asientos, por lo que los pasajeros pasaron momentos de terror mientras el avión se precipitaba desde los 9.150 metros de altura a los 3.050. El Boeing, con una tripulación de 16 personas, aterrizó sin problemas en la capital de Filipinas, tras lo cual los operarios del aeropuerto descubrieron un gran agujero en el lado derecho del avión, junto al ala. Tras el susto la aerolinia australiana Qantas, propietaria del avión, ha puesto en marcha una investigación con el fin de averiguar el origen de un boquete que podría haber conducido a los tripulantes del avión a una muerte segura.

Cargando