Racha de suicidios de ancianos se reporta en el eje cafetero

En el departamento de Risaralda, los ancianos están quedando solos, abandonados por sus familias y en medio de una angustia existencial que finalmente los lleva al suicidio.

En el departamento de Risaralda, los ancianos están quedando solos, abandonados por sus familias y en medio de una angustia existencial que finalmente los lleva al suicidio, dicen las autoridades regionales. Esto es grave, señala el secretario de salud Javier Locano y advierte que los factores generadores del suicidio son múltiples, entre estos se encuentran los problemas de salud mental, las intoxicaciones por heroína, entre otros. Los ancianos son abandonados por sus familias y por el Estado, por eso, son recogidos de las calles de Pereira, Dosquebradas, La Virginia, Belén de Umbría o de las carreteras, afirma Rosalía Pérez, que maneja un centro para ancianos habitantes de la calle con el fin de salvarlos de la muerte por hambre, por suicidio o por que lleguen a convertirse en víctimas de explotadores jóvenes, que aprovechan la tercera edad para que los adultos mayores pidan limosna y pagarles con un pedazo de pan. Sobre los problemas de suicidio de ancianos, la Secretaría Departamental de Salud y su equipo interdisciplinario iniciaron estudios de diagnóstico sobre la problemática, que también está afectando en forma muy seria a jóvenes entre 15 y 25 años.

Cargando