Temen un fuerte aumento de alergias respiratorias por el calentamiento climático

Las alergias respiratorias van a experimentar un fuerte aumento con el recalentamiento de la Tierra y el incremento de los gases de efecto invernadero, según temen expertos reunidos en París este fin de semana en un congreso sobre el asma y las alergias.

Las alergias respiratorias van a experimentar un fuerte aumento con el recalentamiento de la Tierra y el incremento de los gases de efecto invernadero, según temen expertos reunidos en París este fin de semana en un congreso sobre el asma y las alergias.

"Registramos manifestaciones (de estos males) cada vez más graves y sobre períodos más largos. El recalentamiento del clima no es ajeno a estos fenómenos", dijo el profesor Daniel Vervloet, presidente de la Asociación Asma y Alergias, al dominical "Journal du Dimanche".

Indicó que el número de casos se ha duplicado en menos de veinte años y que hoy cerca de uno de cada cuatro franceses padece alergias respiratorias.

El climatólogo Jean-Pierre Besancenot ha observado, por su parte, la aparición "cada vez más precoz de los polen".

En los años 70, el período de riesgo de alergia al polen de abedul comenzaba hacia mediados de abril en el norte de Francia y ahora empieza un mes antes, mientras que el fin del período "no se mueve" o incluso se retrasa un poco.

Dado que se observa el mismo fenómeno para otros árboles, la temporada de los catarros de alergia al polen podría prolongarse durante varios meses en el futuro.

Además, el incremento de los gases de efecto invernadero, en particular el CO2, debería contribuir al incremento de la cantidad de polen, señala el climatólogo: "Al dopar la planta, el CO2 le hace producir más polen", recalca.

Así, entre 1980 y ahora, la producción media de polen por pie de ambrosía (que causa muchas alergias) en el valle del Ródano ha aumentado entre un 30 y un 40 por ciento.

Con el recalentamiento del planeta y los consiguientes cambios en el reparto geográfico de la vegetación, también deberían aparecer nuevas alergias, indican los especialistas.

Como consuelo, señalan que otras variedades de plantas causantes de reacciones alérgicas desaparecerán y que con inviernos menos rigurosos debería haber menos enfermedades respiratorias, neumonías o bronquiolitis.

Cargando