Centrales obreras dicen que caso Drummond evidencia impunidad en crímenes de sindicalistas

El sindicato que demandó a la multinacional del carbón Drummond, reafirmó que las directivas de la empresa sí estuvieron implicadas en el asesinato de tres sindicalistas en el Cesar. El secretario general de Funtraenergética, Francisco Ramírez, dice que hay nuevos testigos y pruebas contra La Drummond, que son valorados por una corte de Alabama, EEUU

El sindicato que demandó a la multinacional del carbón Drummond, reafirmó que las directivas de la empresa sí estuvieron implicadas en el asesinato de tres sindicalistas en el Cesar. El secretario general de Funtraenergética, Francisco Ramírez, dice que hay nuevos testigos y pruebas contra La Drummond, que son valorados por una corte de Alabama, EEUU.

El dirigente sindical sostuvo que el propósito de la compañía es "limpiar" la zona de sindicalistas y exterminar al movimiento obrero, que no se subordina a las pretensiones de la multinacional en la región en la que explota el mineral. Agrega que en los próximos dias debe pronunciarse nuevamente el tribunal norteamericano sobre nuevas pruebas y testigos aportados por los demandantes.

Una versión periodística que recoge el testimonio de un paramilitar preso, identificado como Javier Ernesto Ochoa Quiñónez, asevera que la muerte de tres sindicalistas en el año 2001, no fue ordenada por las directivas de Drummond, sino que obedeció a la disputa de una empresa por un contrato de suministro de alimentos.

El sindicato demandante, afirma que ese es uno de los motivos, pero insiste en que la multinacional sí tenía nexos con los paramilitares de la región. "En el Caso Drummond se combinan tres factores: el paramilitarismo, el Estado y una multinacional que quieren exterminar a los sindicalistas", dijo el vice presidente de la Central Unitaria de Trabajadores Fabio Arias.

Cargando