Uribe aplaza el viaje a Tarazá, municipio afectado por las lluvias

Posibles problemas de salud motivaron la cancelación de la visita que el presidente Álvaro Uribe tenía prevista este jueves al municipio de Tarazá, bajo Cauca antioqueño, donde observaría sobre el terreno la magnitud de la avalancha que dejó numerosos damnificados

Posibles problemas de salud motivaron la cancelación de la visita que el presidente Álvaro Uribe tenía prevista este jueves al municipio de Tarazá, bajo Cauca antioqueño, donde observaría sobre el terreno la magnitud de la avalancha que dejó numerosos damnificados.

El alcalde de Tarazá, Reinaldo Posso Muñetón, recibió la noche del miércoles la llamada de la Presidencia de la República anunciándole que la visita del jefe de Estado se hará el próximo domingo.

El señor Posso Muñetón lamentó el aplazamiento de la visita,

aunque manifestó que el tiempo servirá para preparar mejor las

peticiones al presidente Uribe.

Sobre la inspección hecha por un grupo de geólogos a la zona de avalacha, el alcalde reveló que de momento se descartan nuevos desprendimientos que originen situaciones similares a la del fin de semana.

Cerca de 2 mil personas fueron afectadas por las lluvias y deslizamientos en Tarazá

El más reciente reporte de las autoridades de Tarazá, bajo Cauca antioqueño, cifró en 1.941 el número de personas damnificadas por el invierno en esta parte del norte paisa.

Además de la cabecera urbana entre los sectores afectados figuran las veredas Caño de Iglesias y el resguardo indígena Jaidezavi, que tras una evaluación técnica será en adelante inhabitable.

En aguas abajo de los ríos Tarazá y Cauca personal voluntario prosigue la búsqueda de dos personas, un menor y una señora, desaparecidos desde el día de la avalancha.

Los albergues temporales fueron ubicados en la Clínica San Martín y en la institución educativa Rafael Núñez, donde los refugiados además de techo reciben alimentos, vestido y atención médica.

Sobre los daños a bienes inmuebles la administración de Tarazá reportó la destrucción de catorce viviendas y averías en otras 36, así como destrozos en la sede educativa Antonio Roldán, sección La Lucha.

Las peticiones al gobierno

Las comunidades rurales de Tarazá afectadas por las avalanchas del fin de semana pedirán al gobierno nacional que las reubique en nuevas tierras, que les permita escapar de eventualidades como las generadas por el invierno, al igual que reiniciar actividades agrícolas diferentes a la siembra de coca.

Voceros de las veredas La Playa del Muerto y Popales, a más de cinco horas de camino del casco urbano de Tarazá, pretendían hoy en su encuentro con el jefe de estado exponerle su complicada situación y plantearle la necesidad del apoyo estatal para salir adelante.

Por su parte, el gobernador indígena del resguardo embera-katio Jaidezavi, José Gabino Gutiérrez, también tenía entre sus peticiones al presidente Uribe el traslado territorial de esa comunidad, pues la avalancha del fin de semana dejó inservibles sus tierras.

El líder indígena explicó que por el bienestar de los 75 aborígenes que le siguen y que están huyendo de la tragedia, aceptará un predio de 20 hectáreas ofrecido por la alcaldía de Tarazá, cerca al corregimiento La Caucana, para establecerse en el, incluso en condiciones de desventaja al abandonar terrenos ancestrales con más de cuatro mil hectáreas de extensión.

Tanto los labriegos como los indígenas deberán esperar hasta el domingo para exponerle sus inquietudes al presidente Uribe.

Cargando