Investigan posible error táctico en la embosca a una comisión del DAS

Las autoridades estudian varia hipótesis sobre la celada que permitió el asesinato de 17 militares y agentes del Das por integrantes de las Farc y el EPL en zona rural de Hacarí, Norte de Santander. El ataque se presentó en el sitio Mesa Rica, jurisdicción del municipio de Hacarí, donde los uniformados realizaban una operación contra la columna "Libardo Mora Toro" del EPL

Las autoridades estudian varia hipótesis sobre la celada que permitió el asesinato de 17 militares y miembros del Das por integrantes de las Farc y el EPL en una zona rural de Hacarí, Norte de Santander.

El ataque se presentó en el sitio Mesa Rica, jurisdicción del municipio de Hacarí, donde los uniformados realizaban una operación contra un grupo de guerrilleros de la columna "Libardo Mora Toro" del EPL, y cayeron en un campo minado, instalado por los subversivos.

En el hecho murieron 10 detectives del DAS y siete militares adscritos a la Brigada 30. Versiones oficiales indican que los uniformados fueron rematados con tiros de fusil luego de que los vehículos que conformaban el convoy oficial cayeran en los explosivos.

Existen versiones según las cuales los hechos se presentaron por un error táctico y mientras que otras señala que un informante haya tenido una trampa para llevar a los uniformados al sitio.

El siguiente es el listado oficial de víctimas:

Militares: Sargento segundo Dunis Catalán Meza, los cabos segundo Jorge Ayure Rativa y Norberto Burgos Moreno, y los soldados profesionales Carlos Cordero Ochoa, Julio César Ochoa Yepes, Edwin Ramírez Castro y Luis Gutiérrez Camacho.

Detectives del Das: Andrés Moncada Dubián, José Cárdenas Bedoya, Jesús Antonio Rodríguez, Freddy Alexander Castellanos, José Manuel Acosta Sánchez, Luis Eduardo Albarracín Quintana, Darío Vacca, Oliverio Cañón García, José Gabriel González Amaya y Alexis López.

La comisión atacada iba siguiendo la pista de alias Megateo, un importante cabecilla del frente Libardo Mora Toro, del EPL. Las víctiams fueron llevadas a Ocaña y Bucaramanga.

Cargando